Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Principiante
Hoy a las 1:17 am por Boladapper

» La Cuadrilla, Solto otro poquito
Ayer a las 11:15 pm por Pachito

» Hola foro me presento soy de Ramos Arizpe
Ayer a las 11:11 pm por Pachito

» REPARACION DE DETECTORES DE METALES
Ayer a las 11:02 pm por DANIELGALAZV

» De búsqueda en rancho del compadre de Jaci
Ayer a las 9:00 pm por Jorge Alarcon Romano

» RESUMEN DE LOS ESCRITOS DE MARTIN TOSCANO
Ayer a las 5:56 pm por mugar

» A la comunidad preguntar si les interesa que se rife detector ATX de garrett
Ayer a las 5:41 pm por ivans74

» CONSTRUYE TU PROPIO DETECTOR
Ayer a las 3:45 pm por Guz 27

» Alguien de Aguascalientes
Ayer a las 3:23 pm por fernando macias

» Accumeter, etc.
Ayer a las 2:53 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» COMPRAMOS METEORITOS DE ALLENDE CHIHUAHUA
Ayer a las 2:48 pm por dr sanchez

» comenzando la semana muy positiva
Ayer a las 7:55 am por bmanzano

» Medalla encontrada de Santiago Matamoros y el propio Apóstol como peregrino.
Ayer a las 12:29 am por Ricardo31

» Hola , Soy el nuevo
Ayer a las 12:14 am por Pachito

» EXPLICACION DETECTORES DE DOS CAJAS Y SUS PROFUNDIDADES
Miér 26 Jul 2017, 9:04 pm por prospexican

» Nuevo detector misterioso de garrett
Miér 26 Jul 2017, 8:48 pm por EL PANTERA.

» Búsqueda en rancho escondido y rancho picacho
Miér 26 Jul 2017, 6:16 pm por Jorge Alarcon Romano

» Alguien me podría decir como localizar a Don Tomy
Miér 26 Jul 2017, 4:54 pm por Hugogtz

» Alivia el dolor de una picadura de Avispa
Miér 26 Jul 2017, 2:57 pm por juanjose

» QUE DETECTOR ME RECOMIENDAN?
Miér 26 Jul 2017, 9:55 am por santyno

» Hola A Todos!!!!! Desde Buenos Aires!!! Argentina
Miér 26 Jul 2017, 9:48 am por rikrdoalbrto

» TESORO DEBAJO DEL ARBOL
Mar 25 Jul 2017, 11:28 pm por MAURICIO GARCES

» DIAGRAMA DEL MINEORO
Mar 25 Jul 2017, 8:19 pm por Elberto Figueroa

» Saludos a Don Tommy
Mar 25 Jul 2017, 3:17 pm por SilverMan

» COMO REPARAR UNA ANTENA DE DETECTOR DE METALES (videos en ingles)
Mar 25 Jul 2017, 11:45 am por Edward Salinas

» les tengo un nuevo libro...
Mar 25 Jul 2017, 5:22 am por Federico Mercurio

» Quizá haya algo?
Lun 24 Jul 2017, 10:36 pm por Rodolfo_SB

» ARETES DE ORO,MACUQUINA,CAROLUS,CUARTILLA,MONEDA PROVICIOMAL DE ZACATECAS DE 2 REALES
Lun 24 Jul 2017, 9:40 pm por luiscarlosguerraalba

» OTRO PUEBLO DE LOS DOLORES
Lun 24 Jul 2017, 9:30 pm por luiscarlosguerraalba

» Búsqueda con el KAMALEON en dos ranchos
Lun 24 Jul 2017, 2:59 pm por Jorge Alarcon Romano

¿Quién está en línea?
En total hay 57 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 55 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Alejandro Vargas Sanchez, Jack Sparrow

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1008 el Dom 12 Jun 2011, 10:57 pm.
Estadísticas
Tenemos 21123 miembros registrados.
El último usuario registrado es Carlos Batista.

Nuestros miembros han publicado un total de 253438 mensajes en 20396 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456
Internet Blog Serial Number
IBSN: Internet Blog Serial Number 01-06-12-2007
Las palabras clave más etiquetadas
1#elmejorforo
2#1
3#12
4#2
5#3
6#5
7#10
8#11
9#13

RELATOS DE TESOROS: El Tesoro del Clochinero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

RELATOS DE TESOROS: El Tesoro del Clochinero

Mensaje por huntertreasure el Sáb 21 Mar 2015, 10:39 am

NAVEGANDO EN INTERNET ME ENCONTRE ESTE RELATO Y LO COMPARTO AL FORO PARA SEGUIRNOS MOTIVANDO EN ESTE APASIONANTE HOBBY QUE NOS HERMANA A TODOS.





Hace algunos años, cuando uno era bastante más joven, no buscaba tesoros, y andaba falto de trabajo, uno de mis tíos, hoy desgraciadamente ya fallecido, me ofreció un trabajillo de verano para hecharle una mano en su clochinero.

    Muy posiblemente, aquellos de vosotros que no seáis valencianos no sepáis que es un clochinero, o, más básicamente, que es una clóchina (Aunque se escribe sin acento, he preferido ponerlo para que conozcáis la pronunciación correcta).
    Las clochinas son moluscos, muy similares a los mejillones, tanto, de hecho, que mucha gente los confunde, y aún sostienen que es lo mismo. Pero los que tenemos la fortuna de ser de esta tierra tocada por la mano de Dios sabemos muy bien que no es así:
    Si, pueden parecer iguales, aunque nuestras clochinas cuentan, generalmente, con menor tamaño que los norteños mejillones, pero una vez que las abres y degustas su anaranjada carne cargada de efluvios marinos y yodo, jamás vuelves a encontrar en el más común mejillón otra cosa que insipidez y una leve insinuación de lo que realmente es una pequeña clochina. (Sin animo de ofender a los norteños... probarlas antes de lanzarme una diatriba, si es que tenéis oportunidad).
    La cuestión es que estos moluscos se cultivan sobre cuerdas que penden de unas barcazas con una superestructura de vigas y traviesas en forma de emparrillado o enrejado. Generalmente las barcazas que sirven de base a estas estructuras son antiguas barcas de Bou...
(Y ya me he metido otra vez en un pequeño berenjenal: Una barca de Bou es un pesquero típico de la costa mediterránea, y más concretamente del área de Valencia. Nuestros pescadores, cuando no existían puertos en condiciones (Y, aún hoy en día, muchos pequeños pescadores, pese a que si que existan los puertos lo encuentran más cómodo) en nuestro litoral, tenían por costumbre varar en la arena sus barcas de pesca. Pero llegó un momento en que las barcas se fueron construyendo cada vez un poco más y más grandes hasta llegar a un punto donde realmente resultaba complicado para los hombres vararlas por si mismos. Así pues, las cofradías de pesca convinieron adquirir unas yuntas de bueyes (En nuestra lengua vernácula, el valenciano, Bou significa toro y, por extensión, un buey macho es un toro grande) para poder arrastrar las barcas fuera del agua y vararlas en la arena.... y fue la fuerza de estos nobles brutos la que definió las dimensiones de nuestra barca de pesca más típica, la barca de Bou. Hoy en día estas barcas, aún manteniendo el nombre, son aún más grandes que las primeras barcas de Bou, pero pese a todo conservan sus formas y proporciones básicas).
    Pero me estoy apartando del tema...
    La cuestión es que, en una tórrida mañana de verano, en una de las pocas paradas que la ardua labor de extraer la clochina permite, mientras que nos refrescábamos con unos tragos de agua del tradicional y nunca suficientemente ponderado botijo, a la fragmentada y precaria sombra de un cañizo tendido sobre la cubierta, la conversación derivo sobre los precios que llegan a alcanzar los clochineros, dado el negocio que reportan pese al arduo trabajo, y sobre algunas historias curiosas y, cómo solía suceder, mi tío Julio se llevó la palma con esta:
    Señalándonos un clochinero fondeado unos cientos de metros más allá nos dijo:
     "Ese que veis allí, es el clochinero más caro que veréis nunca, de hecho, sus dueños, muy posiblemente no lo venderían ni por el precio de tres de los otros cualesquiera juntos".
    Asombrados giramos nuestras miradas al lugar que indicaba y, ante nuestros ojos, no había más que un clochinero de tamaño medio, en no muy buen estado, y con una equipación que no descollaba precisamente por su novedad...
    Cómo es lógico, eso provocó una sarta de preguntas que mi tío Julio disfruto con un poco de sorna durante unos instantes, hasta qué, finalmente, accedió:
    "Está bien, está bien... os diré por qué vale lo que vale... y por qué muy posiblemente no se venda nunca".
    Y esta, poco más o menos (Al menos así la recuerdo) fue su historia:
    "Corrían los tiempos de la Guerra Civil y, tal y cómo se vislumbraba la contienda, era evidente que muy pronto cedería el frente y Valencia cambiaría de manos.
    Por aquel entonces el Gobierno de la República residía en nuestra ciudad, cosa que, cómo ya sabéis, sirvió de excusa, si es que necesitaba alguna, al dictador Franco para castigar a nuestra ciudad de muy diversas formas, castigos que marcaron y marcan nuestra economía y aún la fisonomía de nuestra ciudad y nuestra tierra hasta hoy. ¿O no sabéis que, por aquel entonces, la plaza otrora llamada de Emilio Castelar, hoy del Caudillo, (Nota: A modo de inciso, y de mi cosecha. Esa misma plaza con la muerte de Franco cambió nuevamente de nombre, llegando a denominarse hoy día cómo, simplemente y a fin de evitar polémicas, Plaza del Ayuntamiento) era peatonal y estaba enlosada en mármol, mármol que, una vez acabada la contienda, Franco mandó retirar para emplearlo en el monumento a los caídos? Este fue el primer castigo, y siguieron muchos otros... pero ya veo que no es esto lo que os interesa conocer ahora...
    La cuestión es que, cuando se hizo evidente que el frente cedería a no tardar mucho, y, ante la inminencia del desastre, se decidió cambiar el Gobierno de la República de emplazamiento.
    Este hecho, por si hiciera falta mayor corroboración, sirvió para que muchos republicanos convencidos se diesen plena cuenta de que sus vidas y sus bienes estaban a punto de correr un gran peligro con el advenimiento de las fuerzas rebeldes.
    Así pues, muchos de ellos, decidieron, en la medida de lo posible y, en muchos casos, sufriendo grandes perdidas, transformar sus bienes en dinero, dinero que pudieran esconder y hurtar a la esperada rapiña.
    El dueño por aquel entonces de ese clochinero, malvendiendo unas cosas y otras, logró finalmente reunir 8.000 duros de plata. Hasta el último momento aguantó el hombre vendiendo lo que podía y reuniendo todo ese dinero... tan hasta el último momento que, con las fuerzas rebeldes ya tomando la ciudad, corrió sólo a ocultarlo, y, al parecer, no pudiendo salir de la ciudad ni ir a ningún sitio donde pudiese enterrarlo, decidió que el mejor lugar para ello era su clochinero que, dado su gran valor, no había podido vender.
    Cuando, al tiempo, regresó a casa, su mujer le interpelo sobre lo que había sucedido, y sobre el lugar donde había ocultado toda su fortuna, y él, nervioso e inquieto por los sucesos que estaban acaeciendo, tan sólo acertó a decirle:
   "Tranquila, mujer: Lo he escondido en el clochinero y nadie lo encontrará allí nunca. Voy a bajar al casino, a enterarme de lo que está sucediendo... ahora vuelvo"
    Pero jamás volvió:
    No se sabe si de camino al casino, en el mismo o de vuelta a casa, la cuestión es que fue señalado por un malediciente cómo republicano acérrimo y, además rico, apresado y, al parecer, fusilado.
    Y allí quedó la mujer, con sus hijos, en plena Guerra Civil, librada a su suerte... suerte que no dejó de sonreírle pese a todo, pues nadie pensó en confiscar el clochinero, al contrarío que sus otras propiedades, y este quedó en poder de la familia y les permitió afrontar de una forma más desahogada los rigores de la posguerra...
    Quedaba pues la esperanza de volver a levantar la familia una vez que acabó todo:
    Al fin y al cabo, en el clochinero se ocultaban 8.000 duros de plata, y no en papel, si no en monedas que guardaban todo su valor en esos azarosos tiempos.
    Allá se fueron pues mujer e hijos, revolviendo el viejo clochinero de arriba a abajo en búsqueda de su fortuna... pero para su desolación, nada fueron capaces de encontrar.
    La producción del clochinero y el trabajo duro fue lo único que les permitió sobrevivir y volver a alcanzar una situación desahogada, por que los 8.000 duros de plata jamás aparecieron:
    Tan sumamente bien los llegó a esconder el difunto marido.
    Y, aún hoy en día, cada vez que se les ocurre una nueva posibilidad, vuelven a revolver de arriba a abajo el clochinero... pero siguen sin encontrar nada".
    Así acabo la historia y proseguimos con el trabajo.
    Interesante, ¿Verdad?
    Si os estáis preguntando por qué no he buscado yo ese tesoro... bueno, la explicación no es sencilla, pero es fácilmente comprensible:
    Para cuando supe lo bastante cómo para poder hacerlo, mi tío ya había fallecido.
    Aún así, debiera haberme resultado relativamente fácil dirigirme a los dueños del clochinero, llegar a un acuerdo con ellos y utilizar un detector de metales para buscar toda esa plata... pero durante los años pasados desde que mi tío nos contó esa historia, las modificaciones obradas en el Puerto de Valencia tuvieron cómo consecuencia el que los clochineros fuesen cambiados al menos en dos diferentes ocasiones de emplazamiento... con lo que el orden de los mismos varío.
    Para colmo de males, y para complicar más la cosa, un par de duros temporales de invierno, los temibles temporales de Levante, dieron a pique con dos o tres de ellos, y se añadieron unos cuantos nuevos... pero esos temporales tan duros tuvieron cómo consecuencia que la práctica totalidad de los clochineros sobrevivientes cambiasen su fisonomía tras las reparaciones.... haciendo imposible de todo punto poder discernir cual
de ellos fue el señalado por mi tío en aquella calurosa mañana de verano.
    ¿Que remedio me queda? ¿Ponerme a "perseguir" a los dueños de los clochineros preguntándoles por el tesoro? ¿Realmente crees que si tu supieras de un tesoro de tu familia le contarías algo al respecto al primer desconocido que te interpelara sobre ello en el muelle?.
    La única solución que se me ocurre es esta:
    Contaros la historia cómo a mi me la contaron con la esperanza de que algún día, alguna persona de esa familia, o conocido de ellos, o que, simplemente, también conozca la historia pero no le haya perdido la pista al clochinero, pueda ponerse en contacto conmigo y facilitarme el contacto con los herederos de esa familia y organizar la búsqueda a fondo utilizando un buen detector de metales... y los conocimientos que
poseo.
    Además... ¿No creeréis que he pasado todos estos años buscando tesoros sin acordarme jamás del tesoro del clochinero, verdad? Y tanto pensar ha dado sus frutos:
    Hoy, sabiendo lo que sé de buscar tesoros y de donde y cómo suelen ocultarse estos, además conociendo cómo conozco las cosas de la mar y los barcos por mi afición a navegar, ya creo saber donde escondió esos 8.000 duros de plata, pues sólo hay dos lugares posibles donde muy difícilmente los podría encontrar nadie y, de ellos, solamente uno cumple con el requisito absoluto de que JAMÁS a nadie se le ocurriría buscarlos ahí.













avatar
huntertreasure
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 796
Edad : 46
Localización : colima
Frase Célebre : "EL QUE PERSEVERA ALCANZA"
Fecha de inscripción : 26/03/2012
Reputación : 139

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATOS DE TESOROS: El Tesoro del Clochinero

Mensaje por FABIOARG el Sáb 21 Mar 2015, 12:59 pm

MUY BUEN RELATO, ME GUSTO MUCHO COMO ESTA CONTADO, ES MAS........HASTA TE IMAGINAS AHÍ BUSCANDO ESOS BENDITOS DUROS DE PLATA.

GRACIAS POR COMPARTIR COMPA, AHÍ TE VA TU PUNTITO.
avatar
FABIOARG
Identidad Certificada
Identidad Certificada

Masculino Cantidad de envíos : 1391
Edad : 47
Localización : morelos
Frase Célebre : EL DOLOR Y LA MUERTE NO EXISTEN, SON INVENTOS DEL ENEMIGO
Fecha de inscripción : 27/12/2012
Reputación : 158

Volver arriba Ir abajo

Re: RELATOS DE TESOROS: El Tesoro del Clochinero

Mensaje por Charlymex el Sáb 21 Mar 2015, 4:19 pm

buen relato compañero, gracias por compartir.
avatar
Charlymex
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 479
Edad : 49
Localización : Estado de México
Frase Célebre : aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré,porque tú estás a mi lado
Fecha de inscripción : 20/09/2013
Reputación : 42

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.