Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.

Unirse al foro, es rápido y fácil

Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscadores de Tesoros
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscador de Google
Últimos temas
Ayuda Jue 19 Ene 2023, 8:20 pmJose Antonio Agraz Sandov
Tesoro colonial hallado!! Mar 10 Ene 2023, 9:50 pmAriel.py
Nuevo LaredoJue 05 Ene 2023, 11:55 pmSin_Nick
PI detectorJue 05 Ene 2023, 8:08 pmJose Antonio Agraz Sandov
Buscando gemasVie 30 Dic 2022, 11:49 amjesus rivera
¿Quién está en línea?
En total hay 65 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 63 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

juanjose, pascual hernandez izquier

Ver toda la lista

Estadísticas
Tenemos 24034 miembros registradosEl último usuario registrado es Fernando Bautista MagañaNuestros miembros han publicado un total de 264604 mensajesen 21834 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456
Ir abajo
Pachito
Gran Experto del Foro
Gran Experto del Foro
Masculino Cantidad de envíos : 8960
Edad : 47
Localización : Guaymas, Sonora, México
Frase Célebre : Los locos hacemos camino, que un dia aquellos que se hacen llamar cuerdos recorreran.
Fecha de inscripción : 10/08/2009
Puntos : 16964
Ver perfil de usuario

El tesoro del cura Garcia... Empty El tesoro del cura Garcia...

Vie 19 Ago 2011, 8:11 pm
Lampazos de Naranjo, Nuevo León. Desde principios de 1900, el barrio del Ojito se convirtió en lugar de miedo porque múltiples manifestaciones sobrenaturales se suscitaron por sus callejones: Sombras humanoides seguían a los noctámbulos que regresaban de un rato de recreo con las pupilas de Petra González, alegre matrona famosa por sus casas "Non Sanctas" tanto en Lampazos como en Estación Rodríguez. Voces que parecían rozar el oído en caricia macabra, así como tétricos ruidos de fierros y rastreo de pies espantaban a transeúntes y borrachines. Los viejos lampacenses decían saber la razón de tales fenómenos y contaban una interesante historia:



EL TESORO DEL CURA GARCÍA



Según memorias del pueblo, en el siglo pasado, en la esquina de lo que hoy son las calles de Mina y Allende, había una casa propiedad en aquel tiempo de don Santiago González Anaya. Dicho inmueble fue prestado al padre García, párroco de gran carisma que supo mover voluntades y recibía generosos donativos, diezmos y ofrendas. Fue tanto lo que captaba, que las colectas superaban las necesidades, así que decidió guardar los excedentes enterrando gran cantidad de monedas de plata y oro por algún lugar del predio aquél. Pero el cura García fue removido a otras tierras y la muerte lo sorprendió antes de volver por el depósito secreto, quedando el dinero perdido para siempre. Desde entonces, nació la leyenda y los espíritus rondarían por el lugar hasta que el tesoro fuera rescatado.

Dentro de esta trama, el humor popular dio lugar a una truculencia: María de la Luz Ortiz -señorita y soltera hasta el día de su muerte-, contaba que su hermano Rafael fue aterrorizado por blanco espantajo que desde un árbol del anacual, por las cercanías al Puente Colorado, lo llamó con voz cavernosa. Como "el miedo no anda en burro", salió como chiflido y llegó ahogado de pánico hasta la casa de su hermana. Ella lo consoló, lo curó de susto y parecía que lo demás ya sería olvido.

"Gallina que come huevo, aunque le quemen el pico..." Pocos días duró el susto y, pensando que una pistola es más efectiva para librarnos de todo mal, el alegre parrandero volvió con La Petra y sus muchachas. Ya pasada la media noche, se llegó a la cantina "El Fogonazo" a rematar la ronda. Ya bien alumbrado, se arriscó las alas del sombrero y salió decidido a pasar otra vez por la calle del espanto.

Todo sucedió tal como lo esperaba. Al pasar por el anacual, oyó la voz profunda e inhumana que arrastraba las letras de su nombre:

_¡Rafaeeel...! ¡Rafaeeel...!

Con los cabellos erizados de miedo bajo el sombrero, pero decidido a enfrentar de una vez por todas al ser de ultratumba, Rafael se acercó al espectro que se mecía tenebroso entre las ramas del árbol. Lo encaró con un grito y un balazo al aire y lo conminó a identificar el mundo al que pertenecía. El fantasma bajó al suelo despacio y se acercó macabro y lento al valiente. Súbitamente una blanca sábana cayó y se dio una inesperada revelación que don Vidal García Canales registró en verso singular:

"¡No me mates...!
¡Te lo pido por favor!
Soy del mundo de los vivos
y te pido compasión
pa' seguir en este mundo
de engañoso y hablador..."

Y el "espanto", espantado, corrió "como ánima que lleva el Diablo" al imaginarse con un plomo entre las costillas, y ya ni de la sábana se acordó.

Después de este sainete, el misterio de la casa de don Santiago González siguió generando historias entre la población. Don Jesús, un alcalde de los años treinta, hizo frente a la casa de esta leyenda, una zanja de un metro de ancho, tres de hondo y treinta de largo por toda la orilla de la acera. El pueblo suspicaz, murmuraba que en vez de obra pública buscaba otra cosa -¡ah, qué gente tan desconfiada...!-. Y así, a lo largo de muchos años, varios pozos y hoyancos fueron apareciendo por cuartos, patios y paredes -¡ah, raza...!-; pero eso sí, sin encontrar nada.

Corría el año de 1970, cuando se dio el desenlace súbito de esta historia. Se hacían las obras de la carretera a Colombia y, al arrancar de cuajo una vieja anacua por los linderos de la casa ya en ruinas, el brillo de unas monedas hizo que se detuviera la máquina. En el lugar quedó un gran jarrón quebrado y tres trabajadores desaparecieron del pueblo para jamás volver. Con el dinero, se fueron también las entelequias que asustaron por el sector, terminando para siempre una época que muchas historias dejó a las tradiciones del pueblo.

Hoy, todo es ruina y olvido por los alrededores del Ojito. La casa de este relato es ya sólo un promontorio sobre un lote baldío donde los restos de las paredes suspiran en silencio por los tiempos idos. También La Petra y sus pupilas se fueron dejando en los muros derruidos los ecos de sus risas. En fin, todo lo humano es perecedero y sólo las piedras permanecen inmunes a la acción del tiempo; pero por generaciones, este relato ha sobrevivido y los lampacenses siguen contando a los niños, la leyenda de…

El Tesoro del cura García





Saludos.
GeoTec Prospectiva
Experto del Foro
Experto del Foro
Masculino Cantidad de envíos : 851
Localización : Santiago de Querétaro, México
Frase Célebre : -No andes buscando lo que no se te perdió- mi suegrita
Fecha de inscripción : 06/08/2010
Puntos : 5746
Ver perfil de usuariohttp://www.pro-tesoros.infored.mx

El tesoro del cura Garcia... Empty Re: El tesoro del cura Garcia...

Sáb 20 Ago 2011, 12:00 am
Muy buena historia, ahora sí que los ganones, como en muchas historias, fueron los trabajadores.... bravo

¡Saludos!

_________________
Adquiere mi reciente publicación, el libro impreso:
“Los Profesionales de la Búsqueda de Tesoros”
Enlace con mayor información:
http://pro-tesoros.infored.mx/1168737_Productos.html
Con 5 capítulos, 67 temas actuales, 300 imágenes en un total de casi 500 páginas de información interesante. El libro más completo sobre nuestra afición.
El tesoro del cura Garcia... Sam0751fh
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.