Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscador de Google
Últimos temas
» Tesoro de Hernan Cortes quizá encontrado
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyAyer a las 6:30 pm por Charlymex

» anuncio
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyMiér 15 Ene 2020, 8:55 pm por chaca-chaca

» usando google earth para buscar sitios
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyMiér 15 Ene 2020, 2:49 pm por Rogelio Favela Favela

» Alguien sabe como funciona la tecnologia de un Gradiometro?
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyMiér 15 Ene 2020, 12:40 pm por goliat

» Historias de Tesoro enterrado
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyLun 13 Ene 2020, 11:11 pm por miguel angel garcia ahuma

» QUE ME RECOMIENDAN??? UN ACE 250??? O UN BOUNTY HUNTER DISCOVERY 3300????
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyLun 13 Ene 2020, 10:35 pm por miguel angel garcia ahuma

» UNA PROSPECCION INCOMODA
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyLun 13 Ene 2020, 7:56 pm por Gambusino

» libro radiestesia práctica ilustrada
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 12 Ene 2020, 9:07 pm por goliat

» Mexico atraves de los siglos tomos I al V coleccion antigua...
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 12 Ene 2020, 6:58 pm por JJoseRA

» PROPAGANDA POLÍTICA EN LA MONEDA DE LOS BORBONES 1700-1868
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 12 Ene 2020, 11:50 am por JJoseRA

» para todos aquellos aficionados al campismo...
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyVie 10 Ene 2020, 11:46 pm por brisaymar

»  PLANOS ANTIGUOS DE COAHUILA
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyVie 10 Ene 2020, 11:03 pm por brisaymar

» Vendo detector y toda mi colección de plata USA y monedas mexicanas
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyVie 10 Ene 2020, 7:33 pm por Pachito

» me presento desde la bufadora ensenada baja california
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyJue 09 Ene 2020, 5:32 pm por johnny lee

» Vendo bounty hunter sharp shooter II 2 salidas 4000 pesos
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyJue 09 Ene 2020, 8:26 am por AME

» Vendo Detector Tesoro Lobo Supertraq $12,000pesos envío gratis
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyMiér 08 Ene 2020, 8:57 pm por VICTORIO

» Alguien a manejado o visto en accion el Optimum Detech?
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyMar 07 Ene 2020, 12:25 pm por goliat

» Perú y sus tesoros (tapados).
Carretas en los Esteros del Ibera EmptySáb 04 Ene 2020, 9:24 pm por Jaguar Teque

» Existe una forma de negociar con el muerto?
Carretas en los Esteros del Ibera EmptySáb 04 Ene 2020, 8:57 pm por Jaguar Teque

» TESORO DE TLALOC
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyVie 03 Ene 2020, 8:18 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» Mis ultimas salidas a la Playa...
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 29 Dic 2019, 11:55 pm por Pachito

» confesión de un condenado a muerte......
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 29 Dic 2019, 10:11 am por jose abel rosales

» Ayuda para interpretar simbolos en roca
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 29 Dic 2019, 10:01 am por jose abel rosales

» Hallazgos en trabajo de playa...
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 29 Dic 2019, 1:01 am por Pachito

» Sera bueno, ustedes que harían? Encontramos un cañón...
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 29 Dic 2019, 12:53 am por Pachito

» buscadores tesoros de chihuahua
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyJue 26 Dic 2019, 7:48 pm por icom25

» saucillo, conchos, la cruz, delicias y sus alrededores!
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyJue 26 Dic 2019, 7:02 pm por fernando macias

» EL MINELAB QUATTRO ES EL ANTECESOR DEL MINELAB SAFARI ?
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyDom 22 Dic 2019, 10:15 am por huntertreasure

» Saludos desde Orizaba
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyMiér 18 Dic 2019, 11:49 am por Sergio65

» PROSPECCIÓN 50&20
Carretas en los Esteros del Ibera EmptyMiér 18 Dic 2019, 11:45 am por Sergio65

¿Quién está en línea?
En total hay 61 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 61 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 1330 durante el Lun 04 Nov 2019, 11:50 am
Estadísticas
Tenemos 23399 miembros registrados
El último usuario registrado es claudiaord

Nuestros miembros han publicado un total de 262713 mensajes en 21775 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456
Ad

Carretas en los Esteros del Ibera

Ir abajo

Carretas en los Esteros del Ibera Empty Carretas en los Esteros del Ibera

Mensaje por fedep el Miér 13 Ago 2008, 6:15 pm

Aca les dejo una historia sobre carretas que estan perdidas en el Ibera aca en Corrientes
Las carretas avanzan lentamente bajo el caliente sol del mediodía en el inmenso pantanal. Las garzas blancas vuelan bajo sobre las isletas apenas un poco mas arriba de los árboles del estero; alto, recortándose en el cielo, vuelan las rosadas. Los bueyes, agotados por el esfuerzo, el calor, y el cansancio de la marcha en el lodazal, apenas responden a los picadores. Soldados de una partida de la tropa de irregulares nacionales, defensores del territorio jesuítico ante los ataques de las temidas columnas portuguesas o las temidas tropas reales españolas, mal armada, vistiendo rotosos uniformes casi en harapos, con sables al costado y el fusil en banderola, algunos con lanzas confeccionadas con tacuaras y tijeras esquilar, las acompañan a caballo. Salvo las voces de aliento a los bueyes no se escuchan otras. Bandadas de patos dejan escuchar el ruido del plumaje batido en el viento del vuelo y el graznar particular de los suiriri. Marcha lenta, pesada, en los esteros del Ibera. ¿Cuanto hace que escapan a las partidas de las veteranas tropas lusitanas del Marqués de Chagas.. ? Veteranos de guerras europeas frente a indios rotosos, apenas armados con tercerolas o fusil de chispa, y arcos y flechas. Los caballos muestran el cansancio en los ijares y en las bocas cubiertas de espuma; el freno lastima y los remos se acalambran en la marcha sin pausas. Nadie habla, habría mucho para decir o preguntar pero nadie habla. Ninguno pregunta nada. Son veinte hombres corajudos, soldadesca que recibió una orden: evitar que los portugueses profanen las imágenes sagradas y los objetos de culto de iglesias de las doctrinas jesuíticas de las misiones de San José y San Carlos. Quitar de la voracidad de los invasores, las riquezas y el poco oro de los altares. Simón Chacurí, uno de los capitanes de Andresito, fue claro : "al Iberá en esas dos carretas ¡ Perderlas pero no entregarlas...!". El capitán Félix Ñongay fue terminante: "en las dos carretas les va la vida, solo muertos las pierden...!!" Todas las órdenes se dieron en la dulce y a la vez agresiva lengua de los nativos, el guaraní. Las ruedas enormes se hunden en el barro hediondo del estero. Los animales se esfuerzan para hacerlas rodar para lograr así, escapar del encierro del agua, camalotes y barro de Paso "Las víboras". Paso oculto en el inmenso pantanal, que solo conocen los baqueanos iberaceños, indios guaraníes mbya celosos defensores de la frontera del río Uruguay. Hombres "de a caballo", flecheros, diestros en la lanza o el sable, certeros en el fusil y fieles hasta la muerte a su jefe, Andrés Guaycurary Artigas. Andrés, el indio de las doctrinas jesuíticas conocido como "ciervo veloz", que se hace llamar el Comandante Andresito, protegido y algunos dicen hijo del caudillo oriental José Gervasio Artigas, el mismo que humillara a las experimentadas tropas imperiales de Chagas en Itaquí, y que por rebelarse contra el Rey de España su cabeza tiene precio y lo buscan los godos. Andrés o Andresito, es el jefe natural, indiscutido líder y comandante de ese ejército que adiestraron y disciplinaron los sacerdotes de la Compañía en la región de las Misiones Guaraníes a oriente y occidente del Río Uruguay. El agua brillante del estero cubre la huellas de la columna. Las patas de los animales,al andar, enturbian el agua y remueven el barro y la arena. En algunos lugares es necesario desmontar y empujar, tratar de hacer girar las pesadas ruedas, esfuerzo que acompañan cuarteando los caballos en el intento de ganar un pedazo de anegadizo terreno, Iberá adentro. Habrá otra noche en los esteros, donde en alguna isleta, las carretas detendran su andar sin tiempo y sin destino cierto...
fedep
fedep
Voz de la Experiencia
Voz de la Experiencia

Masculino Cantidad de envíos : 127
Edad : 37
Localización : Corrientes
Frase Célebre : Hay dos formas de hacer las cosas la equivocada y la mia.
Fecha de inscripción : 25/06/2008
Puntos : 4325

Volver arriba Ir abajo

Carretas en los Esteros del Ibera Empty Re: Carretas en los Esteros del Ibera

Mensaje por fedep el Miér 13 Ago 2008, 6:17 pm

Continuacion

Mire amigo, el Iberá tiene muchos misterios. Dicen, hay noches donde se escuchan los gritos de ataque de soldados federales del ejército del general Beron de Astrada antes de la derrota de Caá Guazu. Dicen que se suelen escuchar los gritos de los vencidos cuando prisioneros estaban siendo degollados. En laguna Galarza, afirman, hay construcciones de los padres jesuítas bajo el agua. Los esteros, amigo, siguen siendo un permanente misterio. La laguna se mueve, en sus aguas hay rios y corrientes subterraneas, y muchas de las islas son camalotales, por eso dicen los de allí que las islas se mueven y cambian de lugar, y además el bicherio, no solamente aves. Yo no pude llegar, nunca entre al corazón de la laguna, solo no me animé..." El hombre, setentón, pelo blanco, robusto, ex comisario retirado de la policia, cuenta experiencias y leyendas del enorme humedal iberaceño. Mientras conversa juega con las ajadas hojas de un cuaderno de tapas negras donde hay apuntes y gráficos. Relata sus andanzas en la laguna y los sucedidos que narraron laguneros. "Los esteros y las lagunas de Iberá, no son para todos" afirma, haciendo una pausa para despertar la curiosidad, agregando, " arriba de la laguna de la Luna, están las dos carretas con el oro de las reducciones sepultadas en la arena y el barro, cubiertas por las aguas". Como compartiendo un secreto, nos hace cómplices: "el lugar donde se ocultaron las carretas lo conozco... Algunas noches se ven las almas en pena de los soldados de la custodia. El lugar está marcado por los fuegos del entierro. Aparecen y desaparecen. No todos los pueden ver. Es el oro; los copones, las patenas de oro, los santos y algunas campanas de las iglesias de las reducciones. Yo tengo el plano del lugar.Hay que entrar por Yahapé, pasando Ituzaingó. Si viene de Corrientes, antes, en el camino que pasa por Caá Catí. Y desde allí, hay que entrar al estero. Hay que ir entre varios para hacer más fácil la cosa. En las noches de luna llena se suelen ver los indios de Andresito al galope sobre el agua, sables desenvainados y a grito pelado. Si, así nomás, es cierto señor. Y haciendo noche en el estero, en campamento, se escucha cuando apuran los bueyes para cruzar el vado en Paso de las Víboras...". Afirmando sus historias , muestra un papel amarillento por el tiempo y arrugado por el manoseo "este es el mapa del estero y el lugar donde están las carretas. Aquí, y señala con el índice derecho , hay un viejo urunday que tiene una marca en el tronco y sirve para ubicar el lugar del entierro..."
fedep
fedep
Voz de la Experiencia
Voz de la Experiencia

Masculino Cantidad de envíos : 127
Edad : 37
Localización : Corrientes
Frase Célebre : Hay dos formas de hacer las cosas la equivocada y la mia.
Fecha de inscripción : 25/06/2008
Puntos : 4325

Volver arriba Ir abajo

Carretas en los Esteros del Ibera Empty Re: Carretas en los Esteros del Ibera

Mensaje por fedep el Miér 13 Ago 2008, 6:20 pm

Ultima Parte: La expedicion
Entre varios amigos; dos buzos, dos periodista y un baqueano conocedor de los esteros y de los mil caminos del humedal, nos internamos en el Iberá tras la leyenda de las carretas. La época era propicia. Agosto lucía los ultimos frios y los lapachos de las isletas estaban en flor. La canoa lagunera nos transportaba por un sendero de agua, impulsado por el botador que daba un lento y suave empuje en el oculto camino de las corrientes de agua de la laguna. A unas tres horas de marcha, hicimos un alto. En el pajonal orillero, huellas de ciervos y en la arena pisadas de carpinchos. Disimulados en el espeso camalotal enormes bocas de yacarés negros. Cardenales, tordos y calandrias en el ramaje bajo de los yuquerizales. Patos suiriri y crestudos, garzas blancas o rosadas, caranchos, gallitos, chajás y cigueñas rivalizan en el atardecer. Buscamos un lugar alto para acampar acompañados por el griterio de monos carayá. Elegimos el lugar para el campamento, desembarcamos, hicimos fuego y armamos las carpas. Una olla negra sirvió para el guiso de fideos mientras desgranabamos historias laguneras haciendo proyectos para el nuevo día. La noche, avanzando, se inundó con las voces del bicherio. Asombrados por la naturaleza vírgen del Iberá , en el primer día de aventura exploradora, nos dejamos atrapar por sensaciones y las voces nuevas. Apenas había cerrado los ojos cuando lo ví. Chiripá, camisa blanca y chaleco español, lanza en mano, montando un tostado en pelo. Con un grito estremecedor avanzó sobre el campamento. Atrás, otros jinetes hacian con la boca y la mano, un sonido aterrador metiendo miedo. Intenté despertar a mis compañeros y los ví con el miedo en los ojos y en la piel. Trataba de desentrañar lo desconocido. La adrenalina se derramaba a raudales en la sangre. Me erguí en la bolsa de dormir y lo ví en plenitud, con su rostro sin tiempo y su risa infernal. Pequeño,cobrizo, pelo negro y lacio, lampiño, con rostro picado por viruelas, pintado con rayas negras y rojas, mirando desde la espesura , saltando sobre pies descalzos en insólito ritual al que otras figuras ayudaban con sus gritos. Algo, desconocido me apretaba el cuello. Quise gritar y no pude . Traté moverme y las piernas no respondieron. El corazón latía apresurado y los esfinteres dejaban escapar mis verguenzas. Sobre las aguas negras de la laguna, emergiendo de la espesa neblina varias embarcaciones tripuladas por seres horribles, pintarrajeados, con todo tipo de armas en la mano avanzaban hacia nosotros. Intenté alcanzar la escopeta pero un dolor tremendo en el brazo izquierdo que nacía en los dedos, me dejó inmóvil. El corazón latía más rápido y con más fuerza. Después, después no recuerdo nada más. Asustado, empapado en sudor y orin, abrí los ojos cuando el tremendo bramido de un ciervo me trajo a la vida. El sol comenzaba a elevarse sobre el horizonte en un cielo cubierto de nubes que lucian en ese amanecer todas las variedades del rojo como reflejando los colores del infierno. Miré mi desastrosa figura y busqué a mis compañeros de aventura. Estaban en sus bolsas de dormir. El fuego apagado y las provistas, enseres y equipos desparramados en el suelo arenoso sembrado de centenares de huellas de todo tipo y tamaños. Me quité la ropa y en el agua transparente de la laguna, me bañé, lavé las prendas y la bolsa de dormir. Luego puse todo a secar al sol. Desperté a mis compañeros de aventura y les comenté lo sucedido o el sueño. Todos habíamos tenido las mismas o parecidas sensaciones. Eduardo recordó una leyenda del sur chileno, del archipielago Chiloé, con la barca de los diablos, la "caleuche". Fernando al mitológico "pombero" o el duende de la región. Recordé, historias de fantasmas, aparecidos y de luces en las ruinas jesuiticas. Alejandro José, incrédulo, los fantasmas creados por centenares de luciernagas y por los fuego fatuos de materia orgánica en descomposición. Esa mañana, los dos buzos encontraron una construcción de piedras, sumergida a casi diez metros, en un lagunón de aguas limpias y transparentes. En el barro espeso de un tajamar, un ser, un pez con esbozos de manos y pies en lugar de aletas, y branquias y pulmones para respirar. Había no uno, sinó muchos celacantos, especie prehistórica, que según los libros y las búsquedas en internet había desaparecido hacía siglos. Entre las curiosidades y las sorpresas del Iberá, tras cenar un guiso de fideos, agotados, esa noche fuimos a dormir bajo un cielo estrellado. Cerca de la medianoche desperté con la tormenta. Truenos y fogonazos de rayos daban al estero la imagen de fuegos de artificio y de juegos de luces y sombras. El bicherio del Iberá nos envolvía con un ensordecedor griterio y las aguas ayer quietas de la laguna de la Luna se elevaban en inmensas olas de casi dos metros. Las ráfagas violentas y los inesperados remolinos del viento nos mantuvieron alertas tratando de proteger de la furia desatada, carpas y equipos. Al amanecer todo había concluido. Retornaba la tranquilidad, con el sol alto y un cielo limpio. Decidimos reunir las pertenencias y dejar el intento de ubicar las carretas con el oro y las ruinas de la ciudad sumergida del Iberá. Dejar que todo siga en el camino de la leyenda y el misterio. Atrás quedaban dos noches de miedo o terror en los esteros del Iberá. Ahora conociamos que eran ciertas las historia de imaguaré, del tiempo de antes, sobre los celosos guardianes del Iberá, sus tormentas y sus misterios, las leyendas de las carretas del oro y la ciudad perdida, de su habitantes reales o sus fantasmas, narradas por hombres y mujeres de dulce hablar guaraní, mano abierta y generosa, diestros en el cuchillo y atrapantes relatores de "sucedidos". Cuando llegabamos en la canoa lagunera a Pueblo Pellegrini, fui pensando en la veracidad de la leyenda. Si lo ocurrido no era nada más que la imaginación de aventureros. A medida que el bote se deslizaba en las tranquilas aguas apretaba con más fuerza el crucifijo de plata que siempre llevo en el bolsillo del camperon de duvet.
fedep
fedep
Voz de la Experiencia
Voz de la Experiencia

Masculino Cantidad de envíos : 127
Edad : 37
Localización : Corrientes
Frase Célebre : Hay dos formas de hacer las cosas la equivocada y la mia.
Fecha de inscripción : 25/06/2008
Puntos : 4325

Volver arriba Ir abajo

Carretas en los Esteros del Ibera Empty Re: Carretas en los Esteros del Ibera

Mensaje por lobizoncate el Lun 28 Mayo 2012, 12:21 am

yo fui a cazar carpinchos cerca de ese lugar...entramos antes de villa olivari, saliendo de ituzaingo hacia ctes., y nos metimos como km hacia el interior de los esteros y solo vi un par de yacares, ibamos por una valeta, le dicen a una especie de zanja entre los esteros, con el agua hasta el cuello, los yacares iban adelante de nosotros hasta que desaparecieron, el temas es...: que hay de cierto de que por ahi hay entierros, yo solo vi como un desierto de agua y pajaros etc,seria bueno ir con alguien que tenga alguna idea de un lugar especifico o algo asi, soy de ituzaingo corrientes, de ultima traemos algun carpincho pal frito y a otra cosa m..........

lobizoncate
Colaborador ocasional
Colaborador ocasional

Masculino Cantidad de envíos : 12
Edad : 44
Localización : ituzaingo corrientes argentina
Frase Célebre : no soy un completo inutil, al menos sirvo de mal ejemplo...
Fecha de inscripción : 08/11/2010
Puntos : 3373

Volver arriba Ir abajo

Carretas en los Esteros del Ibera Empty Re: Carretas en los Esteros del Ibera

Mensaje por Audisio Cristobal el Dom 22 Ene 2017, 1:29 pm

Vamos!!!
Audisio Cristobal
Audisio Cristobal

Masculino Cantidad de envíos : 2
Edad : 48
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 21/01/2017
Puntos : 1093

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.