Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.

Unirse al foro, es rápido y fácil

Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscadores de Tesoros
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscador de Google
Últimos temas
Anillo de oro con rubi.Jue 24 Nov 2022, 11:07 amchicharo
PI detectorMar 22 Nov 2022, 10:14 pmGambusino
El boleto de LoteriaSáb 19 Nov 2022, 5:24 pmgich
Falla mi detector, Ayuda!!Sáb 19 Nov 2022, 5:09 pmgich
EL HOMBRE APARECIDO,,,Lun 14 Nov 2022, 10:56 pmPedro Cantú
Pregunta sobre un presagio Jue 13 Oct 2022, 5:29 pmStraked
ASESORIALun 03 Oct 2022, 6:35 pmCESAR JIMENEZ
¿Quién está en línea?
En total hay 42 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 41 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Pedro Cantú

Ver toda la lista

Estadísticas
Tenemos 24000 miembros registradosEl último usuario registrado es Marco SoteloNuestros miembros han publicado un total de 264538 mensajesen 21823 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456
Ir abajo
Pedro Cantú
Admin
Admin
Masculino Cantidad de envíos : 3153
Edad : 53
Localización : Nuevo León
Frase Célebre : -Si las cosas fueran fáciles, hasta yo las haría.
Fecha de inscripción : 05/12/2007
Puntos : 12775
Ver perfil de usuario

El último soldado del Ebro. Empty El último soldado del Ebro.

Dom 13 Mayo 2018, 12:31 pm
El último soldado del Ebro. Ebro10

Estamos excavando una trinchera que fue testigo de duros combates a mediados de noviembre de 1938.

Son los últimos días de la Batalla del Ebro. Un grupo de hombres valientes permanece en las fortificaciones de La Fatarella, las cuales constituyen la última barrera republicana en la margen derecha del Ebro. Su misión es vital: si no logran retener el tiempo suficiente a las tropas de Yagüe, decenas de miles de soldados leales serán aniquilados. Ningún defensor sobrevivirá al ataque franquista, pero la bolsa del Ejército Popular se salva.

Las fortificaciones en las que trabajamos en el lugar de Reïmats han sido muy alteradas por los trabajos agrícolas. De la trinchera superior del cerro donde excavamos apenas se conservan los vértices de los zigzags, porque un canal de irrigación la ha destruido en su mayor parte. Nos concentramos en el escasísimo espacio que nos queda y no albergamos muchas esperanzas.

Pero nada más comenzar a limpiar el corte del canal, nos llevamos una enorme sorpresa.

En uno de los vértices del zigzag, salvado milagrosamente de la pala excavadora, encontramos in situ e intacto el cadáver de un defensor republicano. La exhumación va revelando poco a poco detalles de este soldado y de su muerte.

Sabemos que cayó bajo la metralla: un fragmento seccionó en dos su fémur derecho y se incrustó profundamente en el hueso; nueve trozos de metralla están alojados en el interior de su caja torácica, igualmente en el lado derecho. La explosión debió arrancarle la mano del mismo lado: el cúbito aparece roto a la altura de la muñeca y no hemos encontrado restos de los dedos. El pie izquierdo se encuentra retorcido en una posición imposible bajo la pierna derecha.

El soldado se derrumbó de espaldas, sobre su mochila, en la misma posición donde había estado disparando frenéticamente. El suelo apareció cubierto de casquillos de Mosin Nagant. Es fácil imaginarse a las tropas de Yagüe avanzar inexorablemente ladera arriba, mientras el suelo de las trincheras republicanas se colmata de vainas expulsadas por los fusiles de los defensores. En otro de los zigzags que excavamos aparece medio centenar de casquillos, mezclados con cartuchos de Mosin y de Máuser español.

El soldado que exhumamos se derrumbó con todo su equipo y nadie se molestó en recogerlo: trinchas de lona (cuya huella ha quedado marcada en el óxido de los pasadores y hebillas), cinturón, chaqueta, botas, macuto, bolsa de costado, tres cargadores sin usar de Mosin, dos granadas de fragmentación polacas, escudilla para el rancho, una taza metálica, una botellita de vidrio verde tapada con un corcho (de licor o de medicina) que se hizo añicos al desplomarse el cuerpo. Otros objetos corroídos que aún no hemos podido identificar.

El soldado de Reïmats es una persona que sacrificó su vida para que miles de sus compañeros pudieran salvarla. Excavar su cuerpo es recordar su muerte y honrar su memoria.

Publicado por Gonzalez-Ruibal 23 de septiembre de 2011

http://guerraenlauniversidad.blogspot.mx/2011/09/el-ultimo-soldado-del-ebro.html


.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.