Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.

Unirse al foro, es rápido y fácil

Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscadores de Tesoros
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscador de Google
Últimos temas
Mi primer hallazgo de oro Jue 02 Feb 2023, 10:59 pmGalileo
Ayuda Jue 19 Ene 2023, 8:20 pmJose Antonio Agraz Sandov
Tesoro colonial hallado!! Mar 10 Ene 2023, 9:50 pmAriel.py
Nuevo LaredoJue 05 Ene 2023, 11:55 pmSin_Nick
PI detectorJue 05 Ene 2023, 8:08 pmJose Antonio Agraz Sandov
¿Quién está en línea?
En total hay 88 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 88 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ninguno

Ver toda la lista

Estadísticas
Tenemos 24037 miembros registradosEl último usuario registrado es gustavogNuestros miembros han publicado un total de 264618 mensajesen 21836 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456
Ir abajo
sulasulo23
Experto del Foro
Experto del Foro
Masculino Cantidad de envíos : 415
Edad : 44
Localización : patzcuaro michoacan
Frase Célebre : La clave para encontrar algo es saber como buscarlo..
Fecha de inscripción : 31/08/2009
Puntos : 5525
Ver perfil de usuario

" El oro en mesoamerica " Empty " El oro en mesoamerica "

Miér 18 Sep 2013, 7:29 pm
El origen primario del oro en la naturaleza puede ser volcanosedimentario, plutonovolcánico o detrítico, y por ahora se explica con diez hipótesis polémicas (Bache, 1987, p. 22). En la naturaleza es factible detectar oro en muchas partes, incluso en el agua del mar, pero pocas veces se halla libre y concentrado para ser aprovechado tal cual. En el mundo, las mayores reservas de oro están en minerales mixtos, es decir que este metal se encuentra unido a otros minerales y metales, principalmente el cobre, la plata y el fierro. El oro, concentrado de manera natural, se presenta en “placeres” y en muy pocas vetas cuarzosas.
En gran parte del territorio mexicano se ha hallado oro libre (“nativo”) en bajas cantidades y bajas concentraciones, es decir en yacimientos pequeños y dispersos; por ello, se puede decir que el territorio mexicano no es ni ha sido realmente rico en oro. En el área mesoamericana el oro nativo fue descubierto desde la antigüedad, en placeres, acompañado de ilmenita y de magnetita. En poco casos se le ha hallado libre, como placas e hilillos en vetas cuarcíferas.
YACIMIENTOS DE ORO
Las zonas con mayor presencia de yacimientos auríferos son las siguientes: norte de Baja California, noroeste de Sonora, sur de Chihuahua, noroeste de Durango, una franja en el centro y oriente de Durango, todo Sinaloa, oeste de Zacatecas, una franja en el centro y oriente de Guerrero que alcanza al estado de México y el centro de Oaxaca (González Reina, 1944, pp. 11-17).
Actualmente, en México se obtiene en su mayor parte (unas 40 t/año) de yacimientos mixtos que son explotados por su contenido de otros metales además del oro. En tales yacimientos, el oro solamente puede ser aprovechado con tecnologías metalúrgicas extractivas que no fueron conocidas en la época prehispánica. Por esta circunstancia se puede afirmar que el oro aprovechado en las culturas mesoamericanas procedió de placeres y quizá, en una mínima proporción, de yacimientos de otro tipo que lo contenían libre.
Como apuntamos, los yacimientos de oro nativo en México son pequeños y están dispersos, razón por la cual este país nunca ha sido considerado rico en oro. Sin embargo, aunque escaso, fue un metal aprovechado en cantidades modestas en varias culturas mesoamericanas. En los territorios correspondientes a tales culturas indígenas, el oro, como otros metales y minerales visualmente llamativos, fue muy apreciado por los habitantes, que tan pronto como lo descubrían eran atraídos por su color normalmente amarillo brillante, que probablemente asociaban con el Sol, así como por su alta gravedad. 
El oro metálico, en estado nativo, primeramente se recogía en forma de “pepitas” de los arroyos. Cuando éstas escasearon, se aprovecharon las partículas, desde arena fina hasta polvo (< 1 mm); esto último ocurrió cuando los indígenas ya habían ideado y utilizaban la “batea de minero” para concentrarlo en ella. Cuando se popularizó el uso de la batea y los indios aprendieron a distinguir el oro, visualmente o sopesándolo, llegaron a obtenerlo en muchos lugares. Como es natural, empezaron la búsqueda en los lechos de los arroyos y siguieron por las formaciones de roca y las vetas que lo contenían, aunque para ello ya tuvieran que hacer excavaciones mineras. En el área mesoamericana los habitantes no llegaron a agotar el oro existente, pero sí dispusieron en buena medida del que se hallaba más a la mano, en forma de placeres. El poco oro de placer que aún llega a localizarse en los tiempos actuales, se presenta en partículas de polvo.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.