Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.

Unirse al foro, es rápido y fácil

Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscadores de Tesoros
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Buscador de Google
Últimos temas
» Vídeo a 100 años del Hundimiento del Titanic
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyAyer a las 9:15 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» El tesoro oculto de Jesse James (con Audio)
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyAyer a las 12:00 am por danychap

» TEcolote volando encima de mi en la cama
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 03 Mayo 2021, 12:25 am por juanmarp

» Ayasgo de unos compañeros..hace unos años..
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyDom 02 Mayo 2021, 8:06 pm por david sanagustin

» apoyo para sacar un entierro
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyJue 29 Abr 2021, 5:39 pm por Nefethuz

» La condesa de Miravalle.
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyMiér 28 Abr 2021, 9:01 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» Lorenz, Invenio o OKM Fusion cual me conviene mas en la actualidad?
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyMiér 28 Abr 2021, 8:59 pm por goliat

» Pendulo Schumfell (Revelador Radio Magnetico Schumfell)
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 26 Abr 2021, 4:43 pm por lemontoyaca

» espero que sea de utilidad
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 26 Abr 2021, 4:37 pm por lemontoyaca

» Necesito ayuda para identificar esta piedra
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 26 Abr 2021, 4:35 pm por lemontoyaca

» Alguien tendrá información sobre Botón militar la libertad en la ley 1828
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyDom 25 Abr 2021, 9:40 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» ¿Es divertido buscar monedas o tesoros?
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyDom 25 Abr 2021, 9:19 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» Ficha de hacienda: Ramon Solorzano
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyDom 25 Abr 2021, 8:47 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» ayuda con moneda (Hidalgo) de dos pesos y medio
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptySáb 24 Abr 2021, 12:38 am por Daniel Cruz

» ROBOT EXPLORADOR
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyVie 23 Abr 2021, 10:03 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» El nuevo GPX 6000 de Minelab
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyJue 22 Abr 2021, 1:00 pm por moises gonzalez

» Tesoro de la Isla de Cocos DESCIFRADO
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyMiér 21 Abr 2021, 10:15 am por danychap

» Detectores de la marca XP
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 19 Abr 2021, 4:43 pm por xicoagp

» libro radiestesia práctica ilustrada
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyDom 18 Abr 2021, 5:01 pm por jricardo86

» PEDRO EL NEGRO.....Y SU TESORO!
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptySáb 17 Abr 2021, 11:20 am por Jack Mariner Kalicoo

» NUEVO Y EXCELENTE LIBRO DE REGALO!
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyJue 15 Abr 2021, 9:01 am por joya perdida

» Ayuda
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 12 Abr 2021, 10:17 pm por Pedro Cantú

» Los péndulos, zoom con la Lic. Ma. Esther Barrón R. (grabado el 12/abril/2021)
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 12 Abr 2021, 9:34 pm por Pedro Cantú

» El Tesoro de Priamo
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 12 Abr 2021, 3:21 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» Tesoro de Maximiliano descubierto en México en el año 1898
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyLun 12 Abr 2021, 1:58 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» BUSQUEDA SAN LUIS POTOSI
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptySáb 10 Abr 2021, 9:20 pm por TecNívoro

» Poco pero salió algo
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptySáb 10 Abr 2021, 5:28 pm por PICA

» tesoro hundido de El Cazador
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyVie 09 Abr 2021, 8:28 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

» Ayuda en búsqueda de unas monedas en sótano de casa antigua
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyVie 09 Abr 2021, 7:57 pm por reynaldo3

» Imágenes infrarrojas satelitales identifican 17 nuevas pirámides en Egipto
Tesoros de la Hacienda de Amalco EmptyVie 09 Abr 2021, 6:34 pm por Jose Antonio Agraz Sandov

¿Quién está en línea?
En total hay 108 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 108 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 1330 durante el Lun 04 Nov 2019, 11:50 am
Estadísticas
Tenemos 23730 miembros registrados
El último usuario registrado es qiaozi

Nuestros miembros han publicado un total de 263634 mensajes en 21680 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456


Tesoros de la Hacienda de Amalco

Ir abajo

Tesoros de la Hacienda de Amalco Empty Tesoros de la Hacienda de Amalco

Mensaje por Jose Alcaraz Sáb 04 Mayo 2013, 8:11 pm

Tesoros de la Hacienda Amalco
Escrito por Profesor Navarro
Miércoles 20 de Agosto de 2008 10:11
Desde siempre mis compañeros me han conferido la dirección del grupo, ellos quizá consideran que he dado pruebas de ecuanimidád y dedicación a favór de los proyectos en que nos hemos visto interesados, además siempre he podido disponer de transporte y medios económicos suficientes para sufragación de gastos caso necesario.

El siguiente episodio se desarrolló gracias a un curioso y afortunado incidente, un buen día acudió en busca de nuestra ayuda profesionál como mecánico de automóviles debido a que el auto de su propiedád era de la marca que se manejaba en el taller en donde yo prestaba mis servicios, un Sr. que recientemente había adquirido el vehículo comprándolo a una persona que anunciaba la venta en los diarios, a pocos dias de uso se empezó a notar desagradable olor que pronto se tornó en nauseabunda peste, la repugnante molestia no desapareció aún despues que el transporte fue lavado repetidas veces aún usando vapór a presión, a causa de la persistencia del mal olór, llegó a nuestras manos, después de prolongado examen descubrimos la fuente del problema, el diferencíal del auto estaba dañado al grado de que ese producía fuerte ruido estando en marcha el vehículo,“el colmilludo vendedór” abusando de la buena fé del adquiriente y obrando con dolo, a través del orificio de lubricacíon del eje trasero introdujo trozos de carne con el propósito de que los tejidos de esta amortiguasen el contacto entre los metales disminuyendo así el ruido producido por los danados engranes, por espacio de algunos días no se notó mucho la anormalidád, luego la carne remolida al entrár en descomposición dejó de actúar como agente amortiguante, al mismo tiempo el nauseabundo olór al entrar en putrefaccion aquella puso de manifiesto el fraude, cabe decír que la pestilencia estuvo flotando muchos dias en el ambiente del taller despues de haberse retirado el vehículo.

Efectuamos la necesaria reparación, durante el curso de la misma entablé conversación con el propietario del mueble, me identifiqué como prospectór pensando que el cliente por ser oriundo de “provincia” quizá pudiera conocer datos sobre relaciones; Muy agradable sorpresa fué para mi comprobár que mi interlocutór es “buscadór de hueso colorado” sin tardanza entramos en materia y nos relacionamos mutuamente como fervientes practicantes del deporte ciencia.

Mi nuevo amigo desempeñaba el cargo de Párroco en un pueblecito situado en el altiplano cercano al pueblo de Venustiano Carranza (por cierto que los lugareños lograron de las autoridades que el antiguo nombre de la entidád, San Gabríel, fuese restituido al poblado) en respuesta a su invitación, el próximo viernes por la noche,

Roberto, Elías, Luis mi hijo mayór, Manuel y yo a bordo de un auto Mercedez con motór Diesel de mi propiedád arribamos al pueblo residencia de nuestro invitadór, demoramos nuestra llegada debido a que el auto sufrió algunos desperfectos de poca consideración causados por el pésimo estado del camino el que por aquellos dias, más que camino era más bien una “brecha” improvisada, con rapidez corregimos los problemas gracias a que somos expertos mecánicos.

La familia del anfitrión y el mismo se mantuvieron en vela esperando nuestra llegada no obstante que los relojes marcaban la 1,45 a.m. las hermanas de nuestro nuevo amigo haciendo derroche de cortesía sirvieron abundante y sabrosísima cena, con mucho agrado dimos cumplida cuenta de los manjares, de sobremesa nos adentramos en el obligado tema que era el principál objeto de nuestra visita, a medida que la plática progresaba el interez de todos aumentaba visiblemente, gracias a los conocimientos y experiencia que por nuestra parte se hacían notár amén de la vehemencia que todos imprimíamos al tópico que nos absorbía
permanecíamos tan absortos en la conversación que solo reaccionamos cuando las luces del amanecér indicaron a las damas que muy pronto sería prudente procedér a la preparación del desayuno, enviaron a una muchachita con el encargo de llevár al molino el nixtamál, en el menú de esa mañana se servirían tortillas hechas a mano, ese detalle nos agradó sobremanera, a todos nos gusta saborear tortillas calientes recién hechas cuyo aroma tiene un gusto especíal.

Después del suculento desayuno a nadie se le ocurrió interrumpír la interesante conversación, seguíamos examinando pormenores de los informes que se nos comunicaban con gran interez, la animación generál se vio interrumpida momentaneamente por la llegada de Esteban, tio del Sr. Cura, después de las obligadas presentaciones el recién llegado tomó parte activa en los temas de nuestro interez, al hombre le fascinó el particulár, según su propia apreciación, “cojéa de la misma pata” y no tardó en sentirse en absoluta confianza.

La adopción del nuevo personaje resultó muy afortunada, Esteban ha probado en más de una ocasión su valía como amigo y compañero, además de poseér un caracter muy entusiasta cuenta con valiosos conocimientos de minería y es muy habil para trabajár excavaciones, así las cosas alguien sugirió que para empezar sería bueno “esculcár’ la casa de la hacienda, era sabido por todos los lugareños que el antiguo rico propietario sin duda dejó algunos bienes escondidos en los confines de la finca, para corroborár las sospechas de aquella posibilidád se nos informó que algún par de años atrás algunos asombrados vecinos vieron por la noche que los habitantes de la casona en cuestión a bordo de una camioneta que habían conseguido prestada, trasladaron gran cantidád de dinero a juzgár por la carga tan pesada que forzaba al vientre del vehículo a rosár contra las piedras del pavimento de la calle, los protagonistas del incidente pronto cambiaron su situación económica la cual no había sido buena hasta antes del suceso, a partír de entonces, los afortunados adquirieron bienes y fortuna que hasta la fecha les permiten llevar una vida regalada.

Debido a que es conocido del encargado, se comisionó a Esteban para conseguir el permiso de revisár la finca, nuestro amigo se propuso cumplír su cometido, después de algunos minutos de inquietante espera el enviado regresó con la novedád de habér conseguido el permiso a condición que la deseada exploración se efectuara al dia siguiente aprovechando que los familiares del cuidadór tenían planeado trasladarse al pueblo de El Grullo donde permenecerían hasta bien entrada la tarde, con agrado aceptamos el arreglo, conforme a lo pactado tuvimos tiempo para recorrér la región invitados por Esteban, el se ofreció a llevarnos a lugares que según su personal interez nos convendría conocér, asentimos gustosos con doble propósito, el recorrido serviría para familiarisarnos con la región al tiempo que dejábamos en libertád a nuestros anfitriones para cumplír con sus respectivos deberes, agradeciendo muy sinceramente las finas atenciones de que habíamos sido objeto por parte de la familia nos excusamos no sin antes reiterár la promesa de que estaríamos de regreso a tiempo para la comida del medio dia.

Esteban solícito y amable nos guió a muchos lugares informándonos que en muchos de esos sitios “los antiguos” dejaron escondida tal o cual cantidád de dineros, al principio escuchábamos sus relatos con escepticismo aunque con mucha cortesía, la experiencia nos ha enseñado que las gentes del pueblo son muy proclives a fantasear en tratándose de tesoros ocultos, a pesár de nuestra reluctancia intuimos que el hombre bien podría poseér información hasta cierto punto verídica y nos esforzamos por ahondár en el tema.

Nuestro guia a pesár de su edád es un hombre muy ágil y resistente, acostumbrado al campo, para el es muy fácil recorrér grandes distancias a paso rápido sin fatigarse, en su compañía conocimos lugares muy interesantes.

Debido a la caminata el apetito nos urgía regresár pronto para no hacér esperár a nuestros anfitriones quienes tomaban muy en serio su papél, es obligado decír que la comida nos fué servida con diligencia y esmero, como es costumbre en estos casos su sabor y abundancia fueron muy celebrados por los comensales.

El tema de sobremesa no tardó en generalisarse, incluso las damas tomaron lugár en la conversación, nuestro debate se prolongó hasta bien entrada la noche, algunos compañeros decidieron retirarse a descansár, el resto permanecimos platicando con nuestros anfitriones hasta el amanecér del nuevo dia.

Después del magnífico desayuno nos situamos en la parte de la hacienda que nos sería permitido revisár, el cuidadór nos esperaba con mucho interez, nos permitió libre acceso y pronto cada uno dedicó sus mejores esfuerzos para inspeccionar el lugár, juzgué que la construcción del inmueble habría empezado cuando menos dos siglos atrás, la finca era una típica casona de hacienda desarrollada en una sola planta con extensión de “toda una manzana” la parte accesible a nosotros poseía diez cuartos de grandes dimensiones y altas techumbres, la sala y la cocina quedaron en la parte que nos era vedada debido a que es propiedád de las personas que desenterraron el tesoro que antes mencionamos, cinco de los cuartos estaban llenos hasta el techo de trebejos y palos debido a ello no pudimos revisarlos, trabajamos los detectores sobre pisos y muros localizando clavos antiguos, herraduras de caballerías, el mecanismo de una pistola de cilindro cuyo calibre no pudimos determinár por estár muy deteriorada por efectos de la humedád, me separé del grupo acompañado de Luis, dedicamos nuestra atención a revisár los muros en busca de datos que nos permitieran descubrír indicios de alacenas o puertas disimuladas, descubrimos ciertas oquedades que habían quedado en el muro cuando los albañiles retiraron los maderos que se habían usado como andamios, en ese punto el muro medía cinco metros de altura y su espesór no menos de un metro, al retirár los maderos nadie se tomó la molestia de resanár los huecos, a la altura de dos metros y medio uno de esos huecos estaba tapado por dos piedras, con la ayuda de un carrizo tiré las piedras, dentro del agujero se podía discernír lo que parecía un trapo, medio metro más allá el muro hace ángulo recto, la argamaza que une los materiales de la construcción fue socavada por la acción de los elementos de suerte que las piedras del muro estaban separadas entre sí.

Ayudé a mi hijo a subír con mucha dificultád aprovechando la separación de las piedras para apoyár los pies, lo empujé hasta que el hueco quedó a una altura un poco superiór al nivél de sus ojos, cinco avispas coloradas que habían empezado su panál salieron volando y se alejaron cuando el muchacho juiciosamente sopló sobre ellas el humo de un cigarrillo que le entregé, una vez libre el campo el exploradór no sin recelos introdujo su mano hasta tocár el trapo que antes habíamos avistado, dicho trapo resultó ser una bolsa hecha de tela de la llamada “manta” llena de monedas de plata de la denominación 0.0720, con mucha dificultád ya que con la otra mano se sostenía precariamente, me entregó la bolsa que arrojé al interior de una mochila, le pregunté si habría algo más dentro del escondrijo, ante su negativa respuesta le ayudé a bajár de su incómoda posición, una vez en el suelo dedicamos nuestra atención a revisár el contenido de la bolsa, con cierta emoción contamos cien monedas de un peso, ( la denominación 0.720 empezó a acuñarse en 1920 hasta 1945 las monedas de esa serie son de bellísima factura ) le repregunté si podría habér más cosas guardadas y el replicó “casi seguro que no hay nada más.”

Mi intuición y experiencia en estos menesteres me obligó a desconfíar de la aseveración de mi compañero, recogí un pedazo de fuerte tabla y encajándola en los intersticios de la construcción conseguí mejor soporte para los pies de mi colaboradór, mi hijo trepó nuevamente, esta vez logró llegár a mayór altura lo que le permitió suficiente libertád para recogér una bolsa más conteniendo la misma cantidad de monedas que la antes rescatada, además de las bolsas, extrajimos un totál de 20 rollos hechos de papél períodico impreso en Cd. Guzmán el 20 de Julio de 1942, los rollos contenían cincuenta monedas cada uno de las mismas características que las antes recogidas, terminada nuestra labór de rescate llamamos a nuestros compañeros quienes a la vista del hallazgo mostraron gran alegría y ecuanimidád.

Satisfechos de los resultados decidimos recoger bártulos y regresár a nuestra base de operaciones, una vez ahí procedimos a repartír el botín, se entregaron 200 monedas al encargado de la finca, cautamente no se atrevió a tomár más por temór a que se notase su posesión y eso le acarreara problemas familiares, en vista del feliz resultado de nuestro esfuerzo todos quedamos satizfechos del desenlace de los acontecimientos.

Huelga comentár que la lógica secuela del afortunado incidente nos obligara a regresár el próximo fin de semana para reanudár exploraciones en la regíon, un poco después de la comida, no sin antes reiterár nuestro agradecimiento por la grata acogida que nos fue dispensada por la familia, emprendimos camino de regreso.

Antes de salír como medida de precaución se nos ocurrió escondér nuestro tesoro previendo que al ser detenidos por los elementos del retén militár estacionado en “cuatro caminos” pudíeramos tenér problemas tratando de explicár la procedencia de las monedas dadas las arbitrarias prácticas acostumbradas por las autoridades, conseguimos un canasto en cuyo fondo acomodamos las piezas, sobre las monedas colocamos maiz y encima acomodamos huevos, el arreglo probó ser muy afortunado cierto es que nos ahorró fuerte disgusto, los militares lo hubieran descubierto si no lo hubiésemos disimulado, los soldados nos revisaron con lujo de prepotencia y majadería, afortunadamente la revisión se efectuó sin orden ni concierto y nuestro cargamento pasó desapercibido, superado el mal rato y repuestos del desagradable incidente la calma y buen humór volvieron anuestro ánimo, entre chascarrillos y bromas, alguno mencionó, “que bueno que no nos revisaron los huevos”

El próximo viernes por la tarde estábamos de vuelta en Amalco, como regalo, entre otras cosas llevé a nuestros anfitriones una botella de líquido limpiaplata, después de la cena, las señoras limpiaron sus monedas, estas adquirieron el hermosísimo brillantez y colór de la plata nueva, muchas de las piezas se habían guardado recién acuñadas se notaba que muy poco habían circulado, ante la vista de tan relucientes objetos todos emitimos votos de gran satizfacción, entre bromas recordamos las exclamaciones de asombro e incredulidád por parte de los miembros de la familia al descubrír el contenido de mi mochila y cuando se pusieron en sus manos puñados de tintineantes “pesos de plata,” “pasado el susto” una de las damas trajo un “necesaire” dentro de el colocamos bien acomodadas las monedas el recipiente se llenó sin sobrar espacio tal como si se hubiera hecho a la medida, tan pesado quedó el conjunto que fue necesario colocarlo sobre un costál para podér moverlo sin temór a desbaratarlo.

La repartición de los pesos se efectuó enmedio de la complacencia generál, las Sras. no dejaban de hablár repitiendo una y otra vez: “ No es cierto, no existen tesoros enterrados” Esteban con un dejo de burlona picardía replicaba con amabilidád... “mujeres, que no lo están viendo? acaso no sienten lo frio?” Juanita agregaba, “si tio, siento lo frio y lo duro pero aún así no lo puedo creér” siguieron las chanzas y el alborozo generál, el mítin se interrumpió bruscamente cuando Luisa reprendiendo en tono más bien bromista le hizo sabér a su hermana que la cena de esa noche con seguridád quedaría incompleta a menos que pidieran frijoles prestados a los vecinos, en ese momento todos percibimos el característico olór de algo que se estaba quemando en la cocina, por cierto que fueron los frijoles olvidados debido a la conmoción que nuestra llegada portando el tesoro había provocado, ninguno de nosotros prestó importancia al hecho pues de sobra sabíamos que la habilidád culinaria de las damas podría suplir facilmente la falta del importante cereal, en efecto, sabrosos huevos rancheros y pan “birote” sin faltár el humeante café negro se sirvió con profusión, la ausencia de los omnipresentes frijoles no se notó mucho.
Última actualización el Lunes 14 de Septiembre de 2009 22:42


Jose Alcaraz
Jose Alcaraz
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 334
Edad : 68
Localización : jalisco
Frase Célebre : despacio que voy de prisa
Fecha de inscripción : 20/06/2011
Puntos : 4284

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tesoros de la Hacienda de Amalco Empty Re: Tesoros de la Hacienda de Amalco

Mensaje por enrique.arcaraz.7 Dom 05 Mayo 2013, 3:39 pm

EXCELENTE HISTORIA COMPAÑERO, MIL GRACIAS POR COMPARTIR. BENDICIONES.

_________________


enrique.arcaraz.7
Identidad Certificada
Identidad Certificada

Masculino Cantidad de envíos : 877
Edad : 63
Localización : México DF
Fecha de inscripción : 05/12/2012
Puntos : 4211

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tesoros de la Hacienda de Amalco Empty Re: Tesoros de la Hacienda de Amalco

Mensaje por huntertreasure Dom 05 Mayo 2013, 6:43 pm

Que buen relato, esto nos motiva aún más a seguir en este apasionante hobby de prospeccion
huntertreasure
huntertreasure
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 891
Edad : 50
Localización : colima
Frase Célebre : "EL QUE PERSEVERA ALCANZA"
Fecha de inscripción : 26/03/2012
Puntos : 4731

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Tesoros de la Hacienda de Amalco Empty Re: Tesoros de la Hacienda de Amalco

Mensaje por Tabares Mar 07 Mayo 2013, 12:09 pm

Me ha gustado mucho su realto y con la poca experencia que tengo al leerolo me quede mas esntusiasmada con este hobby.
Hermoso relato felicidades.

_________________
queen PAT TBRS queen

Tabares
Voz de la Experiencia
Voz de la Experiencia

Femenino Cantidad de envíos : 186
Edad : 40
Localización : México
Frase Célebre : "El que Busca Encuentra"
Fecha de inscripción : 24/04/2013
Puntos : 3201

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.