Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» Nuevo en el Foro
Hoy a las 7:47 am por Pickus

» tesoros en la region de tlazazalca mich;
Hoy a las 1:25 am por Artur77

» Libro de señas de Tesoros .. descarga pdf
Hoy a las 12:11 am por nacho9

» LIBRO EL TESORO DE LA SIERRA MADRE DE B. TRAVEN
Hoy a las 12:10 am por nacho9

» Publicación Muy Interesante
Ayer a las 8:58 pm por joe 55

» UNA APLICACIÓN ÚTIL PARA NUESTRO CELULAR
Ayer a las 5:48 pm por dr sanchez

» Nuevo en el Foro de Aguacalientes
Ayer a las 5:29 pm por patronz

» MI RECONOCIMIENTO PARA BALAM II
Ayer a las 5:01 pm por mugar

» Pendulo Schumfell (Revelador Radio Magnetico Schumfell)
Ayer a las 1:58 pm por Pickus

» POR LOS CAMINOS REALES (MAPAS INEGI)
Ayer a las 12:50 pm por camilonnn

» TESORO ENCANTADO
Ayer a las 12:49 pm por Isbel Orrego

» DON TOMMY
Ayer a las 11:31 am por Neftalí Martínez Deloya

» Puntos buenos
Ayer a las 2:33 am por juanjose

» COMUNIDAD TOLUCA
Jue 01 Dic 2016, 10:55 pm por espiritu1

» Para los excepticos
Jue 01 Dic 2016, 12:06 pm por vanderleven

» Vídeo de búsqueda en sembradíos de alfalfa donde hubo dos haciendas
Jue 01 Dic 2016, 9:39 am por rikrdoalbrto

» plata yvyguy o tesoro escondido
Miér 30 Nov 2016, 10:12 pm por Emirmaidana

» BUSCANDO ORO CON ........MERCURIO.
Miér 30 Nov 2016, 7:51 pm por set3oo

» carreta con lingotes en icamole
Miér 30 Nov 2016, 7:48 pm por Jesus Contreras

» cuatro macucas en tres salidas........
Miér 30 Nov 2016, 7:16 pm por ANADTX

» FICHA DE HACIENDA DE FIERRO Y COBRE
Miér 30 Nov 2016, 4:13 pm por RAFAEL PINEDA MONTOYA

» QUE TAL COMPAÑEROS ME PODRIAN AYUDAR A VALORAR ESTAS MONEDAS Y DIJES?
Miér 30 Nov 2016, 1:02 pm por ricosg

» como subir varias fotografias en un post?
Miér 30 Nov 2016, 12:32 pm por ricosg

» RELATOS DE TESOROS: EL TESORO DEL RIO COLIMA
Miér 30 Nov 2016, 9:30 am por apalasio rodriguez

» Donde puedo publicar estas playeras?
Miér 30 Nov 2016, 8:31 am por Broker

» Noticia de hallazgo
Miér 30 Nov 2016, 8:26 am por moises gonzalez

» El tesoro del Fraile
Miér 30 Nov 2016, 1:16 am por set3oo

» Soy nuevo buscador
Mar 29 Nov 2016, 11:36 pm por Pachito

» Me Presento ante Ustedes
Mar 29 Nov 2016, 11:33 pm por Pachito

» alguien me podría ayudar para saber que hay enterrado en mi casa
Mar 29 Nov 2016, 6:05 pm por DOS CARAS

¿Quién está en línea?
En total hay 123 usuarios en línea: 6 Registrados, 1 Ocultos y 116 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Asoretzu, Gambusino, MVGR, quicho1961, set3oo, Yanko

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1008 el Dom 12 Jun 2011, 10:57 pm.
Estadísticas
Tenemos 20539 miembros registrados.
El último usuario registrado es nipalm.

Nuestros miembros han publicado un total de 249207 mensajes en 19874 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456
Internet Blog Serial Number
IBSN: Internet Blog Serial Number 01-06-12-2007
Las palabras clave más etiquetadas
1#elmejorforo
2#1
3#12
4#2
5#3
6#5
7#10
8#11
9#13

LEYENDA DEL CERO DE LA COFRADIA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LEYENDA DEL CERO DE LA COFRADIA

Mensaje por oscarlaleyenda el Miér 28 Jul 2010, 4:40 pm

El famoso cerro de la cofradía también llamado cerro de la cruz o cerro de la Guadalupe, es un lugar lleno de misterios, enigmas sin resolver, y claro, numerosas leyendas, principalmente sobre tesoros escondidos. De esta tema existen 2 versiones, una muy ficticia y un poco más otra realista.


#1 Versión Realista
Entre 1900 y 1920, se dice que un grupo de bandidos asaltaba en Parácuaro, recordemos que por esos años era un Municipio Industrial donde se manejaba mucho dinero, el dinero que recolectaban, en monedas de oro y plata, lo escondían en la punta del cerro de la cofradía, en una cueva en la que entraban a gatas, dentro podían estar de pie, en la cueva además de dinero, habían víveres como fríjol, arroz, etc. al salir tapaban el hoyo con una piedra laja de aproximadamente un metro cuadrado, las monedas eran iluminadas por los rayos del sol que entraban por el techo natural de la cueva, esto lo contaba una viejecita que decía que cuando era joven, los bandidos la habían raptado y llevado al cerro, de ahí veía las luces de lo que hoy es Parácuaro, en una ocasión cuando los bandidos salieron a hacer sus fechorías, fueron emboscados y asesinados, la chica raptada bajó a Parácuaro y pidió trabajo en la casa de una familia Castillo, la cual se dice que lo sacó y ponía a sus empleados a asolear el dinero y enterrarlo nuevamente el botes alcoholeros, en ese tiempo enterrar el dinero era la única manera de protegerlo.
Han pasado ya muchos años, y la polémica acerca de la existencia y permanencia del tesoro, sigue en la boca de muchos, se han dado exploraciones sin aparante éxito, o quien sabe, tal vez ya se haya encontrado.


#2 Versión Fictisia
Como en toda leyenda, hay una versión ficticia, irreal, principalmente por la exageración de los que la cuentan, o por la creencia en la magia que había, algunas personas han contado que les ha sucedido lo que les relataré, el parecido entre las versiones puede sugerir algo de realidad, o simplemente le siguen el cuento al otro, pues bien, un sujeto del cual no daré su nombre (muchos otros dicen haber vivido lo mismo), cuenta que en sus tiempos de juventud, un poco mas abajo de la actual colonia Rafael Bejar, llevó a su burro con leña a beber agua, en esos tiempos no había luz eléctrica en esa colonia, lo que originó muchas leyendas de espantos, que relataré después, volviendo, al llegar al manantial vio a una linda chica, y como todo buen hombre le empezó a gritar piropos, la chica volteó y el sujeto le vio como una cara de caballo, se asustó un poco, pero después se dio cuenta de que era una alucinación, o quizás no, la chica le dijo que estaba muerta y que quería descansar en paz, le pidió ayuda, le dijo que la llevara a la iglesia en la espalda y a cambio le daría el tesoro del cerro de la cofradía, el accedió, pero la chica le dijo que por ningún motivo mirara hacia atrás, el sujeto se la subió a la espalda y se la llevó, al llegar al pueblo, ya cerca de la iglesia, la gente se empezaba a ver asustada y le gritaban al sujeto, ¡Mira lo que traes atrás!, ¡Fíjate por Dios!, El sujeto no puedo aguantar la curiosidad y volteó, al hacerlo la chica se convirtió en una serpiente y el asustado la soltó, posteriormente la serpiente desapareció, otras personas más dicen haber vivido lo mismo, pero no podemos asegurar nada.


oscarlaleyenda
Líder de opinión.
Líder de opinión.

Masculino Cantidad de envíos : 47
Edad : 40
Localización : mexico
Frase Célebre : EL QUE SABE LO QUE BUSCA ENCUENTRA LO QUE QUIERE
Fecha de inscripción : 26/07/2010
Reputación : 1

Volver arriba Ir abajo

Re: LEYENDA DEL CERO DE LA COFRADIA

Mensaje por cimarron el Vie 27 Ago 2010, 6:09 pm

Me encontré esta otra versión un poco más explicada espero y les guste:


Eran los tiempos en que trabajaban muchos peones en el molino y hacienda de la Guadalupe; había muchas casuchas de tejamanil y tablas desperdigadas aquí y allá; vivía y venia gente de todos lados, unos a trabajar y otros a dejar sus cargas de arroz al molino.

Había vendimia de comidas a las afueras de la hacienda; ahí entre humaredas de los fogones hacían tortillas a mano, que los arrieros cansados y hambrientos devoraban en segundos.

Por las noches las chozas se alumbraban con ocotes y con antorchas de linóleo o los más afortunados con la luz mortecina en los focos generada por las turbinas del molino.

La figura del cerro de la cofradía se dibujaba con el resplandor de la luz de la luna llena. Guardián silencioso y tenebroso del poblado de la Guadalupe.

La gente salía a cazar al cerro por las noches en búsqueda de armadillos, venados o conejos; a veces en grupos a veces solos, y uno que una noche subió solo, no regresó y desapareció sin que se supiera la causa.

La gente comenzó a preocuparse por su desaparición misteriosa, y comenzaron a buscarlo durante días y noches, sin encontrar rastros siquiera.

Había un ermitaño indígena que en su juventud vivió en Paracuarito, que luego se fue a vivir a una cueva cercana al cerro; ya muy viejo buscaba y esperaba morir como lo hacia mucha gente en ese tiempo, exiliado voluntariamente para no dar penurias ni lástimas.

Hasta su cueva llegaron a preguntar por el desaparecido, por si de casualidad lo había visto pasar por esos rumbos.

Aquel viejo y andrajoso hermitaño no les dio razón del desaparecido, pero si les alertó que no subieran más al cerro porque estaba encantado, a lo que le preguntaron que en qué consistía el encantamiento; les contesto que el cerro en realidad era un pueblo y que este había sido encantado porque el padre de una joven muy hermosa no había querido dejar que la joven se casara, por lo que dios había convertido al pueblo y su gente en piedras y la punta del cerro era su catedral; decía el viejito que esto lo podían comprobar en los días de Semana Santa cuando en ocasiones se veía desde Parácuaro ropa tendida en las laderas del cerro, por lo que en el camino se aparecía la hermosísima mujer, pero solamente se le aparecía a hombres que andaban solos en el cerro y si no hacían exactamente lo que la doncella pedía, les pasaría lo mismo.

Las personas al escuchar lo que decía el viejo lo juzgaron de loco, pero les entró la curiosidad y el interés de saber qué era lo que la supuesta doncella pedía y le insistieron que les explicara a qué se refería con eso.

El viejito aquel de mirada triste y apagada, les contó que el cerro de la Cofradía estaba encantado y que la cima en forma de bola al desencantarla se convertiría en su catedral y el cerro volvería a ser el pueblo, pero además el valiente que lograra hacer lo que pedía la joven, recibiría un gran tesoro en oro. Movidos ya más por la ambición que la curiosidad o el deseo de encontrar al que estaba perdido, le preguntaron en qué consistía lo que pedía aquella joven de una hermosura deslumbrante y guardiana del cerro a los que se aventuraban a subir en la noche, sobretodo cuando andaban en la casa del venado.

La guardiana del cerro se le aparecía a aquellos hombres que ella escogía muy bien y se dice que la encontraban de pronto llorando desconsoladamente; ella vestía ropas sueltas de color blanco y una cabellera muy negra y muy larga quizás hasta la cintura; no se apreciaban muy bien sus pies, pero sí sus rasgos faciales; que eran de una hermosura increíble. Y ¿qué hombre que encuentre en el cerro a una mujer joven y llorando, no se le acerca a proporcionar ayuda? Y mas aún, a un ser que parece desvalido y que clama socorro con su llanto que hace temblar hasta el más valiente. La joven explicaba que tenia que cumplir una manda que su padre había prometido que si era capaz de ayudarle a cumplirla.

El encargo consistía en llevarla cargando en la espalda en un chunde hasta el templo de Parácuaro y depositarla en el altar mayor, pero con la condición de no voltear hacia atrás por ningún motivo y pasara lo que pasara y escuchara lo que escuchara, si lograba llevarla hasta la iglesia, seria su mujer y además tendría el tesoro que estaba guardado en el cerro.

Así entonces se le aparecía a mucha gente por las noches y los que aceptaban el encargo, movidos por la necesidad o la ambición, bajaban del cerro con su preciosa carga; en un principio la carga no pesaba nada, lo cual para sus ambiciones era muy bueno, ya que la iglesia dista del cerro como dos kilómetros, pero al iniciar el descenso se encontraban a otras personas en el camino y estas comenzaban a preguntar por la carga; con caras de espanto y asombro se echaban a correr, pero como el cristiano sabia que no debía voltear, no hacia caso; al bajar más del cerro encontraba a otras personas, las cuales ya no solo mostraban espanto y terror, sino que gritaban que si no se daba cuenta del animal tan horrible que llevaba cargando. En este punto la carga le comenzaba a pesar mucho; si seguía bajando, ya en el camino a Parácuaro volvía a encontrar más gente, pero ésta ya no sólo gritaba, sino que querían atacarlo con un terror indescriptible dibujado en sus caras y vociferando que cómo era posible que llevara esos demonios cargando, que no dejarían que siguiera con esos seres tan horribles dirigiéndose al pueblo. En ese punto la carga comenzaba a moverse desenfrenadamente y a emitir horribles gruñidos, a tiempo que se había soltado un viento terrible y calaba un frió que no es propio de la región, por lo que el infortunado terminaba por voltear, cayendo desplomado al instante y quedando convertido en piedras.

Las piedras de las personas que lo han intentado son esas blanquesinas que se ven en la falda del cerro de la Cofradía y que seguramente alguna de ellas es el que ustedes buscan.

Las personas que se han encontrado a estos infortunados dicen que lo que han visto que llevan cargados son restos humanos de una muerta vestida de blanco y que a espaldas del que la lleva ríe diabólicamente; y que después se convierte en una culebra enorme, de dos cabezas y babeante con enormes escamas y terribles dientes; ya al final no es el esqueleto ni la víbora, sino demonios que amenazan con saltarse del chunde y que parecen que en cualquier momento le clavarán sus pinchos al que lleva la carga; es inútil decir que estos seres son de una apariencia de lo más horrible que ha podido imaginar el ser humano.

Por eso desde siempre el cerro de la Cofradía, la ex hacienda de la Guadalupe, y todo su alrededor, están llenos de misterios y leyendas aún sin resolver.

_________________
Su amigo CIMARRON "Saludos". What a Face

cimarron
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 740
Edad : 43
Localización : Jalisco
Frase Célebre : no todo lo que brilla es oro, pero el que busca encuentra.
Fecha de inscripción : 08/06/2010
Reputación : 40

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.