Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» PRESENTACION
Hoy a las 11:40 am por Norberto Ugalde

» mi pequeño tesoro de piedras con fosiles de almejas
Hoy a las 11:36 am por Norberto Ugalde

» posible tesoro
Hoy a las 9:32 am por Fred 88

» ALGUN COMPAÑERO DE VERACRUZ?
Ayer a las 11:10 pm por Tino Troncoso

» carreta con lingotes en icamole
Ayer a las 10:43 pm por Jack Mariner Kalicoo

» Les comparto unos graficos para manejar el pendulo
Ayer a las 10:18 pm por goliat

» arc geo logger es compatible con maxi detec?
Ayer a las 10:16 pm por goliat

» Proyecto de exploracion en Jilotepec,,quien guste tomar la exploracion.
Ayer a las 9:20 pm por inge moti

» Tesoro escondido en cajas de jabon del Grl. Urbina
Ayer a las 8:48 pm por georgex

» Huesos fosilizados
Ayer a las 7:25 pm por Beyani

»  PLANOS ANTIGUOS DE COAHUILA
Ayer a las 5:01 pm por arturo marin

» VENTA AT-PRO
Ayer a las 5:00 pm por jesus rivera

» LUGAR DONDE SE ESCONDIO PORFIRIO DIAZ
Ayer a las 4:42 pm por jesus rivera

» Nuevo sistema solar descubierto
Ayer a las 9:02 am por Gambusino

» Salamanca Guanajuato
Ayer a las 8:59 am por Gambusino

» VAMOS A PROSPECTAR EN MICHOACAN Y SUS ALREDEDORES
Ayer a las 8:46 am por Gambusino

» prospecciones grupo Michoacan
Dom 21 Oct 2018, 9:48 pm por CHAVITA

» EL TESORO DE LA BARRANCA DE METLAC..........
Dom 21 Oct 2018, 2:20 pm por Pescue

» Libro de señas de Tesoros .. descarga pdf
Dom 21 Oct 2018, 1:17 pm por YUSMAR TORRES

» salio una grande...
Dom 21 Oct 2018, 11:26 am por Norberto Ugalde

» TESORO EN MEXICO???
Sáb 20 Oct 2018, 10:56 pm por EL PANTERA.

» DIGANME SI EN UNAS FOTOS QUE TOME HAY EVIDENCIA DE TESORO
Sáb 20 Oct 2018, 10:25 pm por EL PANTERA.

» Mineral en las profundidades
Sáb 20 Oct 2018, 9:06 pm por Pescue

» Alguien que pueda tenga el libro
Sáb 20 Oct 2018, 8:44 pm por GASPARINE

» Nos presentamos desde URUGUAY!
Vie 19 Oct 2018, 10:30 pm por ___Sandrita___

»  SR MELQUIADES BUSCA DETECTORISTAS PARA TUXTILLA VERACRUZ CEL. 2281773961
Vie 19 Oct 2018, 6:10 pm por Lebismajano

» Tesoro del pueblo apache en el pico Victorio
Vie 19 Oct 2018, 6:09 pm por relampago

» El tesoro del jefe apache Victorio
Vie 19 Oct 2018, 6:01 pm por relampago

» Ritual para encontrar dinero enterrado...
Jue 18 Oct 2018, 10:33 pm por MAXIMILIANO RODRIGUEZ

» HISTORIA DE UN TESORO......En imagen!
Jue 18 Oct 2018, 10:17 pm por wero90

¿Quién está en línea?
En total hay 136 usuarios en línea: 10 Registrados, 1 Ocultos y 125 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

descubridor, eduardo aguirre martinez, EL PANTERA., fcastro, FenixEr, PEDRO CARDENAS, RICKRADAR, tfactor, Tino Troncoso, wero90

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1008 el Dom 12 Jun 2011, 10:57 pm.
Estadísticas
Tenemos 22840 miembros registrados.
El último usuario registrado es Arturo Gonzalez

Nuestros miembros han publicado un total de 260203 mensajes en 21172 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456
Internet Blog Serial Number
IBSN: Internet Blog Serial Number 01-06-12-2007

EL TESORO DE ADJUNTAS

Ir abajo

EL TESORO DE ADJUNTAS

Mensaje por huntertreasure el Mar 04 Oct 2016, 9:39 am

Compañeros navegando en internet me encontré este relato de Abasolo Coahuila, y  se me hizo interesante para compartir en el foro.



EL TESORO DE LAS ADJUNTAS

 Lucas Martínez Sánchez.


En 1895, poco más o menos, llegó a la hacienda de Adjuntas, una dama que llevaba consigo un niño como de siete años que decía era su hijo y que eran originarios de Parras, viuda, según afirmó, de veintiocho años, simpática, esbelta, morena y dueña de unos ojos garzos, que hacían palpitar los corazones de los hombres de la hacienda, destacándose por ser buena cocinera además muy diestra en la costura.


La señora de la hacienda, esposa del alemán Fernando Karbe, por verdadera simpatía aceptó sus servicios, colmándola pronto de consideraciones, pues era solícita en sus labores, muy hacendosa, limpia y discreta.

Pasados algunos meses la dama se aventuraba los domingos en largos paseos por el campo, acompañada solo por su niño y regresaba invariablemente al caer la tarde. Un simple guaje de agua, como de un litro, era todo el bagaje que llevaban en sus paseos campestres.

En cierta ocasión llegó a la hacienda un agente de máquinas de coser de la fábrica Singer, siendo en esos tiempos un verdadero lujo poseer una de estas máquinas; la señora de la casa compró una de riguroso contado y la dama misteriosa, mostró el deseo de adquirir otra, pagándola en pesos fuertes, con la consiguiente sorpresa de los empleados de la hacienda.

Había allí un cuarto destechado y medio derruido, que habiéndoselo solicitado a la señora Karbe, le fue cedido a la dama, y pronto puso quien lo techara con madera, reparando el resto de la pieza, quedando muy pintado y amueblado el cuarto, que quedó en forma modesta, pero decorosa, pagando todo de una sola vez, sin dar antes anticipo.

No tardó la dueña de la casa en hacer comentarios ante el mismo don Fernando Karbe, su esposo, pero él le dijo: es inteligente, apta, discreta y aseada como tú, no hemos notado que se nos pierda nada, por el contrario no ha cobrado sus salarios, entonces ayúdala para que no se nos vaya, pues me parece una joyita.

La señora Karbe oía todo con atención, pues lo que decía su esposo era cierto de cabo a rabo y en el fondo ella estaba contenta, pero le sorprendían los gastos que hacía su sirvienta, porque en realidad eran muchos. Ella como mujer, como ama, tenía curiosidad por saber de dónde venían aquellos dineros.

Por otra parte, acontecía que tanto el administrador de la hacienda, el contador, así como otros empleados jóvenes, que a la hora del medio día, sentados todos a la mesa, no dejaban de mirarla, ella evitaba, de manera cortés y franca, toda alabanza obligando a que se le respetara como ella respetaba a todos.

Dentro de la monótona rutina de la hacienda, pasaron cuatro años de vivir en calendario reposado y lento. Ella seguía haciendo sus paseos vespertinos los domingos, no fallando ningún fin de semana, siempre acompañada de su hijito que había cumplido once años, que ya leía y escribía.

Un día, salió como era su costumbre, al campo con su hijo, pero al caer la tarde y luego la noche, no se le vio regresar, no causando extrañeza, porque muchos de los peones y sirvientes, después de cobrar su raya se iban a Monclova y regresaban hasta muy entrada la noche del domingo.

Al no volver la misteriosa dama al casco de la hacienda, los amos revisaron de pasada su cuarto y vieron que ahí estaban todas sus cosas, y ante su ausencia la alarma empezó a cundir en la hacienda y rancherías cercanas: Agua del Indio, Las Vacas, Pájaros Azules, Hermanas, El Tulillo, en una palabra todo el contorno se puso en movimiento en inútil búsqueda.

Por la madrugada fue encontrado el niño, medio muerto de cansancio, hambre y miedo. Dijo que su madre no había vuelto desde en la tarde, que él la había estado esperando sentado en una piedra bajo de unos arbolitos, donde ella debía encontrarlo como siempre; le hicieron mil preguntas, pero todo fue inútil, repetía siempre que allí debía encontrarlo su madre y que al llegar la noche tuvo miedo, estuvo gritando y sólo le respondía el eco de su propia voz, unos ruidos extraños lo obligaron a abandonar aquel lugar y temeroso de ser atacado por los coyotes se echó a correr por el campo abierto.

El hacendado se hizo cargo del niño, quien desde aquella noche durmió en la casa grande, tiempo después lo envió a Saltillo, donde fue internado en un colegio y nunca más se supo de él.

Pasaron los días, las semanas se sumaron a los meses, la hacienda no varió su ritmo de vida, de trabajo y de actividad. Una tarde uno de los muchos vaqueros que allí laboraban regresaba de campear, iba por el palmar, entre Agua del Indio y San Antonio de las Adjuntas, encontrándose a un venado con enorme cornamenta y grande del tamaño de un becerro de dos años, buscó en los tientos de su montura la carabina, pero recordó que la había dejado en su jacal del rancho, puso al trote su cabalgadura y regresó con el arma, ahí estaba todavía el solitario venado, le disparó y el animas se fue herido hacia la falda de la serranía de la rata, el vaquero lo siguió por el rastro de sangre que iba dejando al borde de un arroyo muy profundo, precisamente entre los que nacen al fondo del cañón, el mas amplio frente a las Adjuntas, de pronto entre dos palmeras, se paró en seco quedando horrorizado, al pie de una de ellas, estaba un esqueleto humano, sin duda el de la dama misteriosa, sus ropas convertidas en hilachos, estaban regadas, quizá por la voracidad de las auras y coyotes, ahí estaban también los restos del rebozo de colores vivos lleno de barro, de pronto los ojos del vaquero se fijaron en un extremo de aquella prenda, que aún permanecía bien atado, y que a las claras denunciaba contener dinero y en efecto al sacarlo y contarlo sumó trescientos pesos en plata y quinientos en piezas de oro.

Se regresó de inmediata a la hacienda y le refirió al señor Karbe todo lo sucedido, el amo medía el salón a grandes pasos y cuando el vaquero terminó de hablar le dijo: llévate el dinero, tu lo encontraste, ahora es tuyo y te pertenece, el hombre que ya había dejado atrás los cincuenta años, había pasado su vida entera entre herraderos y domando potros brutos, su espíritu se había templado en el diario trabajo rudo, con el sólo propósito de acumular año tras año más dinero, irguió la cabeza y dejó escapar un suspiro muy hondo, llevó su brazo a los ojos y enjugó con la manga una lágrima, quizás de ternura, tal vez de íntima simpatía... sólo Dios sabe.

A los restos de la dama misteriosa se les dio sepultura en el panteón de la hacienda, el burdo cajón encerraba para siempre los restos, sin mortaja, de una mujer que fue bella, joven y honesta, que tenía derecho a seguir viviendo y a disfrutar de una vida cómoda y feliz.

Habían pasado cinco meses de su muerte y al fin la señora Karbe, decidió entrar a la humilde morada que aquella mujer había reconstruido, encontró todo en orden aunque con mucho polvo, ahí estaba la máquina Singer con la que la joven había confeccionado las cortinas de la casa grande, además encontró una castaña que guardaba las pertenencias personales de la desventurada mujer, y examinándolas se dio cuenta que bajo aquellas prendas había un doble fondo, por lo que, al ir retirando lo ahí guardado quedó maravillada de su descubrimiento, la gaveta estaba llena de bolsitas de mezclilla azul, nuevecitas, todas del mismo tamaño y revisándolas comprobó que contenían quinientos pesos cada una siendo sesenta saquitos en total, dando la suma de treinta mil pesos en Hidalgos de oro.

Al llegar su marido y sin que nadie lo advirtiera, compartió su hallazgo, ambos sacaron todo y al mover la castaña, observaron un hoyo tapado con madera nueva, la que retirada por el amo, los puso ante otro nuevo escondite con mas costalitos de monedas de oro.

La hacienda que fuera la antigua misión de San Antonio de Padua de las Adjuntas, en 1698, fue vendida tiempo después con todo y ganado, muebles y enseres. Del alemán Fernando Karbe y su familia que emigraron lejos, no se tuvo jamás noticia.

Varios dueños ha tenido desde entonces la hacienda, ahora pertenece al nieto del general Bruno Neira. En busca del tesoro, muchas son las exploraciones que se han llevado a cabo por los alrededores de la sierra de la Rata, entre los arroyos se han hecho excavaciones descomunales siguiendo cualquier covacha o guarida de comadrejas o tejones, pero hasta hoy nada se ha conseguido, quedando intacto aún el secreto de aquella riqueza, pues la misteriosa dama se llevó a la tumba el origen y escondite del tesoro de Adjuntas.
avatar
huntertreasure
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 845
Edad : 47
Localización : colima
Frase Célebre : "EL QUE PERSEVERA ALCANZA"
Fecha de inscripción : 26/03/2012
Puntos : 3738

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Felicidades

Mensaje por Norma GM el Jue 06 Oct 2016, 1:52 pm

Felicidades, es una historia muy interesante,  Saludos
Smile

Norma GM
Colaborador ocasional
Colaborador ocasional

Femenino Cantidad de envíos : 15
Edad : 53
Localización : Monterrey, N.L.
Fecha de inscripción : 15/08/2016
Puntos : 813

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL TESORO DE ADJUNTAS

Mensaje por Gambusino el Jue 06 Oct 2016, 2:16 pm

Gracias por compartir compañero huntertreasure......punto a favor!!
avatar
Gambusino
Moderador
Moderador

Masculino Cantidad de envíos : 3736
Edad : 61
Localización : Morelos
Frase Célebre : Happines is a fresh dug coin!!
Fecha de inscripción : 25/02/2008
Puntos : 10033

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL TESORO DE ADJUNTAS

Mensaje por mattus el Jue 06 Oct 2016, 2:32 pm

Excelente historia compañero hurtertreausre, esperemos haya muchas mas de esas en la siguiente reunion.

Saludos

_________________
...el que busca, encuentra!!
avatar
mattus
Líder de opinión.
Líder de opinión.

Masculino Cantidad de envíos : 63
Edad : 41
Localización : colima, colima
Frase Célebre : ...el que busca, encuentra!!
Fecha de inscripción : 23/11/2015
Puntos : 1221

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: EL TESORO DE ADJUNTAS

Mensaje por Charlymex el Jue 06 Oct 2016, 9:33 pm

las buenas historias siempre son bien recibidas y esta en particular es un agasajo! (+) gracias compañero,
avatar
Charlymex
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 498
Edad : 50
Localización : Estado de México
Frase Célebre : Mi Señor,aun cuando yo pase por el valle más oscuro, no temeré,porque tú estás a mi lado
Fecha de inscripción : 20/09/2013
Puntos : 2506

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.