Buscadores de Tesoros
Hola, bienvenido al foro Buscadores de Tesoros...

Registrarte para acceder a todos los foros y para escribir mensajes.

Como invitado tienes acceso pero con ciertas restricciones.

Gracias.
Buscar
 
 

Resultados por:
 

 


Rechercher Búsqueda avanzada

Últimos temas
» hacienda de juan N Alvarez
Hoy a las 8:23 pm por gambusino real

» Opinion Sobre el Golden King DDR
Hoy a las 7:50 pm por VICTORIO

» PIEDRAS CON MARCAS !!! AYUDA !!!
Hoy a las 5:52 pm por Luis Gonzalez Fernandez

» Búsqueda en dos ex-haciendas
Hoy a las 4:49 pm por Jorge Alarcon Romano

» Repuesto Golden Kind DPR Plus - Ayuda con otro equipo
Hoy a las 3:31 pm por VICTORIO

» TESORO DE PIRATAS EN UN PUERTO DEL NORTE DE SINALOA
Hoy a las 11:41 am por Jack Mariner Kalicoo

» compañeros de san luis potosi 2015
Hoy a las 9:45 am por carlosgrv

» BUSQUEDA SAN LUIS POTOSI
Hoy a las 8:43 am por carlosgrv

» UN POQUITO DE TODO MACUQUINAS Y MAS COSILLAS
Ayer a las 8:16 pm por Norberto Ugalde

» Soy un buscador de tesoros
Ayer a las 6:45 pm por regina garcia

» DANIEL GARCIA,,,, QUE EN PAZ DESCANCE
Ayer a las 6:19 pm por mugar

» Nuevo en el Foro
Ayer a las 5:38 pm por fernando macias

» LES PRESENTO A MI MERLYN II
Ayer a las 5:37 pm por dr sanchez

» DERROTERO 1724
Ayer a las 12:50 pm por Jack Mariner Kalicoo

» Oro, Oro
Ayer a las 12:12 pm por Esmeralda1

» EMPRESA LOCATESO, FRAUDE TENGAN CUIDADO!!!
Jue 08 Dic 2016, 8:20 pm por betomax

» GPS Garmin 12xl.... Usado como detector de metales
Jue 08 Dic 2016, 7:11 pm por gotavo

» Una prediccion mia
Jue 08 Dic 2016, 2:26 pm por antonio leon herdez

» INVITACIÓN A FORMAR UN EQUIPO DE PROSPECCIÓN EN PUEBLA.
Jue 08 Dic 2016, 11:06 am por BALIN

» Mis mejores Hallazgos
Jue 08 Dic 2016, 9:43 am por chat77

» busco companeros
Miér 07 Dic 2016, 9:12 pm por gambusino real

» Cual de estos detectores me recomiendan amigos?
Miér 07 Dic 2016, 8:28 pm por victor87

» Búsqueda en antigua hacienda de Muxica
Miér 07 Dic 2016, 6:57 pm por Charlymex

» II. guerra mundial reliquias youtube canal
Miér 07 Dic 2016, 1:23 pm por willyfog1938

» DETECTORES TESORO........vaquero o tejon.
Miér 07 Dic 2016, 1:02 pm por Esmeralda1

» Publicación Muy Interesante
Miér 07 Dic 2016, 12:19 pm por HGarza

» GPS Garmin 12xl, usado como detector de metales
Miér 07 Dic 2016, 7:55 am por pittercito

» AYUDA CON "LOS LAUREANOS"
Miér 07 Dic 2016, 7:32 am por prospexican

» Compostela
Mar 06 Dic 2016, 5:56 pm por Danavarro

» busco companeros de compostela
Mar 06 Dic 2016, 4:05 pm por aniceto banuelos

¿Quién está en línea?
En total hay 83 usuarios en línea: 7 Registrados, 2 Ocultos y 74 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

CARLOS V, gambusino real, gotavo, hector montelongo, jesus jose acuña sanchez, nacho9, real2mundos

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 1008 el Dom 12 Jun 2011, 8:57 pm.
Estadísticas
Tenemos 20552 miembros registrados.
El último usuario registrado es Luis Diaz Valle.

Nuestros miembros han publicado un total de 249324 mensajes en 19884 argumentos.
no copy
Page copy protected against web site content infringement by Copyscape
Registro de Propiedad Intelectual
Safe Creative #1104219034456
Internet Blog Serial Number
IBSN: Internet Blog Serial Number 01-06-12-2007
Las palabras clave más etiquetadas
1#elmejorforo
2#1
3#12
4#2
5#3
6#5
7#10
8#11
9#13

El Tesoro de las Maravillas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por Jose Alcaraz el Miér 24 Abr 2013, 7:22 am

El tesoro de las maravillas
Escrito por Profesor Navarro
Viernes 01 de Mayo de 2009 23:20

Como servicio extraordinario a un cliente de la agencia de autos, donde prestaba mis servicios, viajé a un pueblo (la hacienda de las maravillas), cercano a Morelia, para revisar el motor M. A. N. diesel, que movía el generador para proveer electricidad de emergencia para una fábrica de aguardiente, con prontitud, logré corregir el problema, el agradecido propietario, me invitó a conocer una casa de hacienda, que había restaurado con buen gusto y no poca inversión, después de saborear magnífica comida y degustar varias copas de fino licor, se nos ocurrió hojear libros antiguos que en buen número habían quedado, cuando se adquirió el inmueble, entre los ejemplares que estaban ante nuestros ojos, había un bello ejemplar de un diccionario de aztequismos, fechado en “El Año Del Señor De Milsetecientos Veinte I Ventiuno”, el incunable, muy bien preservado, solo le faltaban algunas hojas, al revisar el volumen, noté que el libro carecía de índice y sus fojas no habían sido numeradas.


El tiempo pasó sin darnos cuenta, era ya de noche, tan absortos estábamos en medio de tan fascinante tarea, además del antiguo diccionario, había también, antiguos libros de religión, poesía etc. un grueso tratado de medicina y el diccionario, pasaron a mis manos a instancias de mi anfitrión, era tan grande mi interés por los libros que, contagié a todos los habitantes de casa, nadie hacía caso de pasar a tomar la cena, la abuela se vio obligada a enviarnos alimentos hasta la biblioteca. Las cuatro horas sonaron en un reloj antiguo y muy fino, sobre un elegante escritorio de raíz de avellano, muy a nuestro pesar, interrumpimos la interesante tarea para retirarnos a dormir.

A las siete de la mañana, estaba tomando el baño, alguien tocando insistentemente la puerta y me llamaba angustiado, me vestí con rapidez y acudí al lugar donde se habían reunido los habitantes de la casa, grande muestras de gran agitación, nerviosamente se movían en torno a la abuela, quien recostada sobre un sillón, trataba de calmarlos, el motivo más que suficiente para tal conmoción, se debía a que, la señora, trabajando en el jardín, movió una macetas, al retirar unas hierbas que estorbaban, sintió mordeduras en su antebrazo derecho, al principio creyó que una rata la había herido, casi al mismo tiempo, su sirvienta fue mordida en la mano, en ese momento se descubrió que, no era una rata la autora del desaguisado, pero una serpiente verde que había hecho su nido entre los matorrales y trataba de ahuyentar a los intrusos, cuando arribé a la escena, habían matado al reptil y lo colgaron por la cola, basado en mis conocimientos sobre herpetología, examiné al ofidio y con gran gesto de alivio, anuncié a los alarmados concurrentes, que no existía peligro para las personas mordidas, la causante del problema, por suerte, es una culebra verde inofensiva, en cuanto a que esa especie carece de glándulas venenosas, una vez controlada la ansiedad de los interesados, procedí a lavar y desinfectar las mordeduras, el animal de gran tamaño, fue capaz de infligir importantes heridas en las extremidades de las víctimas.

Restablecida la calma y todos tranquilos, pasamos a tomar el desayuno, durante su curso, comenté que, apoyado en mi experiencia y conocimientos, juzgué que no sería descabellado pensar, que quizá, antiguos propietarios de la propiedad, se hubiesen visto en la necesidad de ocultar bienes para protegerlos de eventual latrocinio, por parte de los revoltosos, a juzgar por la importancia y dimensiones de los inmuebles, sin duda, los ancestros no serían gente carente de recursos, con interés y énfasis, pregunté a mi anfitrión si se había revisado la hacienda buscando objetos ocultos, debido a que él era completamente escéptico sobre el particular, trató de soslayar el tema, su esposa, dándose cuenta de mis conocimientos y honorabilidad, tomó la palabra, para casi obligar a su cónyuge a permitirme revisar la finca y con toda libertad, hacer las indagaciones pertinentes, no quería perderse la oportunidad de disfrutar un rato divertido a mis expensas, según lo expresó más tarde; gracias a que mi actuación durante el percance de las mordeduras fue muy apreciada, no tardaron todos en aceptar, que en cierto modo, estaban obligados moralmente para con mi persona, convencido que fue el jefe de casa, de lo interesante que sería, recorrer las instalaciones en busca de recovecos insospechados, se comisionó a un anciano muy serio, que hacía las veces de encargado de la hacienda, para que me guiara durante mi recorrido de inspección.

Un par de horas transcurrieron, suficiente tiempo, para darme cuenta que el lugar ofrecía muy buenas perspectivas, se los hice saber, todos estuvieron de acuerdo en que, cuando menos interesante sería revisar en detalle la zona; la abuela, muy atinadamente opinó que se celebrase convenio escrito, estableciendo las condiciones de la operación, se convino que, los objetos permanecerían en casa, se consideró herencia familiar, los dineros se repartirían en cuatro partes iguales, tres para los propietarios y una parte para cubrir mis servicios.

Poniendo manos a la obra, calibré mis detectores, a la señora, se le ocurrió operar uno de ellos y me pidió que la instruyera en sus uso, le hice saber sencillas instrucciones y empezamos la detección, después de pocos minutos de trabajo, debido a que la dama, carecía de experiencia en esos menesteres, me interrumpía con frecuencia para preguntarme tal o cual movimiento de los indicadores, en vista de que mi paciencia estaba siendo seriamente mermada, me di maña para descalibrar el instrumento y hacerle creer que el detector se había descompuesto quedando inoperante, el incidente decidió a la frustrada operadora a desistir de su parte en la prospección y se retiró, dejándome en completa libertad, sin más interferencias, mi labor se facilitó, después de algunos minutos noté abultamiento sospechoso en la base del muro de la troja vecina, acompañado de mi ayudante, me encaminé al interior de la troja, el encargado del manejo de forrajes y granos, era un anciano de talante amigable y bonachón, fácilmente entable conversación con él, al enterarse del asunto que me había llevado hasta ahí, el agradable viejecito me tomó confianza, encaminándose hacia el fondo del almacén, me invitó a seguirlo, quería mostrarme algo que le había llamado poderosamente la atención, incluso desde niño, cuando desempeñaba algunas labores en ese lugar.

Don Tani, como le llamaban todos sus conocidos, me confió que sus ancestros nacieron y vivieron en la hacienda siendo empleados de los antiguos propietarios, al interrogarle sobre su edad, el hombre con cierto dejo de melancolía, me informó que, nació “en el año de la peste”, cuando la población fue diezmada por el terrible mal, abundando en el tema, llegamos a la conclusión de que quien me estaba informado, era nada menos que centenario, externé mi admiración por lo bien sano y conservado que se ve, un poco en broma, le pregunté que si poseía algún secreto que explicara su longevidad, la fórmula que me proporcionó, es por demás lógica: El contacto con la naturaleza, trabajo continuo, no embriagarse, no fumar y modesta alimentación, era su secreto, para que toda persona pueda tener vida larga, sana y productiva.

Interrumpí cortésmente el diálogo y le pregunté, si por casualidad sabría de datos que nos permitiesen algún escondite secreto, al oír esto, su actitud cambió de apacible a entusiasta, instándome a seguirlo, a grandes zancadas se dirigió hacia el fondo de la bodega, en pocos instantes estábamos tocando el muro que me había parecido interesante, mi guia, al tiempo que retiraba sacos lleno de garbanzo molido, me informaba que en ese lugar a nivel del suelo, debido a que los adobes de la construcción habían sufrido desgaste, sobresalían los extremos de dos rieles de ferrocarril, siendo esto muy sospechoso a sus ojos, diciendo y haciendo, terminó de retirar sacos de forraje, tomando una destartalada escoba, barrió granos y polvo que ocultaban lo que, en efecto, parecía ser rieles de acero, lo que estaba a la vista, era más o menos cinco centímetros de metal, suficiente para darse cuenta de la importancia del descubrimiento; al preguntarle con marcada extrañeza de por que no se había investigado el propósito de los rieles, mi interlocutor, me informó que los patrones, desde hace mucho tiempo, sabían de la existencia de los rieles, pero juzgaban sin importancia ahondar sobre el particular.

Envié a mi auxiliar en busca del patrón, para recabar el correspondiente permiso, la respuesta favorable, nos permitió con toda confianza, practicar las excavaciones necesarias, muy pronto, gracias al vigor y diligencia de mis trabajadores, se había retirado material suficiente para permitirnos apreciar que estábamos en buen camino, no tardamos en comprobar que estaba a la vista un par de rieles de acero, un rato más y descubrimos ocho más de esas piezas, sin duda, habían pertenecido a una mina y no al ferrocarril, para entonces, la excavación, se había extendido más de lo esperado, nos vimos obligados a solicitar personal, así reforzado nuestro contingente, con su ayuda, como medida de seguridad, reforzamos con maderos los muros, interrumpimos labores para tomar alimentos, don Tani, ardía en deseos de continuar el trabajo, ansioso de rescatar los bienes que su abuelo había ayudado a esconder por orden de los ricos patrones, rápidamente terminamos raciones y regresamos a la obra, en vista de la magnitud de la excavación, más individuos se allegaron para ayudar, entre ellos, un adolecente sobrino de los propietarios, el mozalbete, desde su llegada mostró poca seriedad, además de ser poco inteligente, se consideraba a sí mismo, como “sabelotodo”, dado su carácter irresponsable, el individuo, más bien, estorbaba, hice saber mi inconformidad sobre eso, lo más que logré es que, el papá del muchacho le hiciera prometer que no molestaría a los presentes.

Retiramos cuatro de los rieles, lo que nos permitió apreciar que los mismos, servían como soporte al techo de un sótano, con techumbre muy alta, a través de la abertura, repartidos por todo el ámbito, se discernían siluetas de muebles, no se tenía clara visión, debido a que el polvo desprendido durante maniobras, flotando en el ambiente, impedía que la luz de linternas se difundiese con claridad.

Absortos en el trabajo, fuimos sorprendidos por agudo grito de desesperación, seguido de gran estruendo viniendo del fondo del sótano, todos a una, nos dedicamos a indagar el motivo del estrépito, para descubrir, guiados por las destempladas voces de auxilio por parte de “el niño Ernesto”, el muchacho, haciendo caso omiso de indicaciones, se acercó demasiado al borde de la excavación, el material a sus pies, cedió, permitiendo que el inexperto y testarudo individuo, se desplomara casi cuatro metros y chocar con la parte superior de un gran ropero, el que por efecto del impacto quedó hecho trizas, desde donde podíamos acercarnos, tratábamos en vano de tranquilizar al accidentado, su caída empeoró la visibilidad debido a la cantidad de polvo desprendido, por el momento, no podíamos acudir en su auxilio, le pregunté si habría sufrido fracturas o heridas de consideración, me contestó que solo “le dolía un poco la espalda”, pero se encontraba de pie, su respuesta nos tranquilizó, pero no a él, a grandes voces nos urgía a que lo sacáramos de inmediato, el polvo, por fin se asentó lo suficiente, mediante una larga escalera descendí, para entonces se había hecho bajar un foco incandescente de 100W, su luminosidad fue suficiente para dejarnos apreciar la gran cantidad de muebles y otros objetos de gran valor guardados ahí, de inmediato me dirigí al lugar donde, casi congelado por susto, permanecía Ernestito, lo revisé con detenimiento, solo pude apreciar un gran raspón que le cubría casi toda la espalda, no huesos rotos o heridas mayores, el muchacho no quiso saber más, ayudado por dos voluntarios, se retiró con presteza de la escena de su desagradable aventura; hasta mí llegaban las risotadas y puyas que estaba siendo objeto por parte de sus propios primos, era evidente que el joven lesionado, a todos “les caía gordo, por sangrón y metiche”.

Restablecido el orden y asentado el polvo, nos dedicamos a examinar lo ahí depositado, al revisar el ropero que el malogrado paracaidista destrozó al caer encima, sensación de intenso frio recorrió mi espina dorsal, al darme cuenta que Ernesto, escapó de morir por un margen de pocos milímetros, el espejo del mueble con cuando menos 8mm de espesor de cristal muy fino y durísimo, tirado en el suelo, debido a que el impacto lo desprendió de su soporte, de haber permanecido en su lugar, la firmeza del conjunto hubiera sido capaz de rebanar al incauto como a un tierno pepino, al examinar el espejo, noté gran tira de piel arrancada de la espalda adherida, al duro borde del cristal, calculé que si la trayectoria del cuerpo, se hubiera desviado, el muchacho, en lugar del hospital hubiera parado en la morgue

La inspección de los bienes, se prolongó hasta la madrugada, además de gran número de muebles muy finos, inventariamos objetos de arte, dos lienzos firmados por Velázquez, ropa de muy buena calidad, todo en buen estado gracias a la sequedad del ambiente y sin alimañas, me sorprendió la ausencia de joyas, las gentes que escondieron tantas cosas valiosas, sin duda poseyeron buena cantidad de aquellos artículos de lujo, pero aquí no las guardaron; para poder inspeccionar el contenido de un gran baúl hecho de dura madera, en contra de mi voluntad don Carlos decidió romper su tapa, una vez abierto, descubrimos el ingenioso mecanismo que aseguraba la tapa en su lugar, consistente en cuñas y clavijas muy bien dispuestas y mejor disimuladas, ese arreglo impedía que personas n autorizadas pudieran tener acceso al contenido del singular mueble, para poder abrirlo sin problema, era necesario conocer el secreto de sus cerraduras, al quedar a la vista lo que el cofre celosamente guardaba, comprendí de inmediato, por que momentos antes, no pude mover el pesado mueble, el baúl estaba lleno con ornamentos de plata de trajes de charro, monedas de plata en todas denominaciones, fechadas en el siglo XIX, la excitación que el descubrimiento causó, es perfectamente excusable, en fuertes sacos, trasladamos a la biblioteca el hallazgo y procedimos a inventariar las piezas, en total contamos 212,000 monedas y 40 piezas de plata, unas en forma de herradura, otras representando la cabeza de caballos, dentro, había también escritos con valor histórico solo para los herederos, por tratarse de documentos de índole familiar.

Me tomó mucho tiempo localizar el sitio, donde estuvo la necesaria escalera, para permitir cómodo acceso al recinto, en un rincón del muro, detrás de grandes muebles, se veía claramente la marca que quedó cuando removieron la gran escalera, en el piso, era también apreciable la huella, según mis apreciaciones, la tablazón de los lados, medía 30cm de ancho, por 5cm de espesor, el largo total de la madera, lo calculé en seis metros, el ancho del escalón 30cm, el ancho de la escala 2mt. Como se ve, no escatimaron gasto para la construcción del mueble, era necesario contar con la amplitud conveniente para poder ingresar tantos y tan voluminosos enseres.

Más tarde buscamos por todos los rincones de la finca, buscando restos de la monumental escalera, sin resultado otro que creer que la madera, se usó para uso diferente al original para el que fue construida, sin duda, hacía tiempo que se habría convertido en leña; para nadie quedó claro, para que fue retirada la tan necesaria escalera, se me ocurre que se hizo así, como recurso para dificultar a extraños, la extracción del contenido del sótano.

Lo que habíamos acordado, se respetó al pie de la letra, los objetos permanecieron en poder de la finca, las monedas se repartieron según convenio, como gesto amistoso, además del misal y el diccionario de aztequismos, me regalaron varias piezas decorativas hechas de cobre, las que pasaron a enriquecer mi colección de antigüedades un juego de herraduras de plata y una pistola marca Purdy inglesa de las que usan un pedernal para su ignición.

La hora de la comida, las cinco de la tarde, en medio de constantes alusiones al afortunado sucedido, nadie podía creer que cosas así pudieran ocurrir, me preguntaban y repreguntaban, por que no me dedicaba a la prospección de tiempo completo, a pesar de que les explicaba que acababa de pasar, no es el común denominador en las andanzas del buscador de tesoros, se insistía en invitarme a formar un grupo, que bien equipado, se dedicara a recorrer mundo, recogiendo tesoros a su paso. Mi experiencia en estos casos, me permite escuchar, para no herir susceptibilidades, asentía a todas las propuestas que se ponían a considerar.

Es verdaderamente común, reacciones parecidas incluso exageradas, de algunas personas que se encuentran en el caso que estamos tratando, sin embargo, en la mayoría, la euforia es momentánea, una vez que se entiende que, la mayoría de las veces, los esfuerzos, por más continuados y vehementes que se hayan puesto en juego, por parte del prospectór, desafortunadamente pueden no ser compensados y se vuelve con las manos vacías, se me interrogó que como, entonces dedicaba tanto interés y mis mejores esfuerzos al menester de buscar tesoros ocultos, a sabiendas de que, correría el riesgo de perder tiempo, dinero y esfuerzo, a esto, repliqué que no solo a esa actividad le dedico toda mi atención, mas, procuro hacer el mismo o mejor esfuerzo a todo lo que hago.

La mayoría de los no iniciados en el deporte de la prospección, les es difícil entender, por que, hay buen número de aventureros recorriendo mundo en pos de quimeras, buscando tesoros que quizá nunca existieron, si se piensa en el tema como negocio, puede decirse que ese pueda ser el peor negocio que pueda emprenderse, es difícil explicar por que este deporte gusta a tantas gentes, yo lo llamo deporte ciencia, para practicarlo es necesario poner en práctica todas las habilidades, conocimientos y entereza tanto física como moral, para mí en particular, discernir como pensaban las personas que enterraron bienes, investigar pistas que la mayoría de las veces son confusas o inexistentes, dialogar con gentes de todas condiciones, para que permitan exploraciones y en su caso excavaciones que llegan a ser importantes por su magnitud, conocer y convivir con habitantes de remotos lugares, descubrir profundos y sabios conceptos que los ancianos del pueblo poseen, la emoción al descubrir lo que se estaba en pos y encontrar, que, o nunca hubo tesoro, o llegamos tarde a la repartición, otros afortunados llegaron antes.

En fin, la cantidad de imponderables que pueden surgir, durante estas andanzas, es prácticamente inacabable, todas esas y otras consideraciones, intervienen en mi ánimo para hacer caso omiso de las vicisitudes y predicamentos, inherentes a las actividades en la práctica de mi deporte favorito, expliqué también a mis escuchas que, bajo las actuales circunstancias quedaba satisfecho de los resultados y lo más importante de todo, haber tenido la oportunidad de conocer a gente tan valiosa como ustedes; aún cuando en sótano no hubiésemos encontrado ni un clavo doblado, quedaría igualmente satisfecho, mas, lo que gracias a nuestros esfuerzos, lo que se puso a nuestra disposición, es de sobra gratificante para mí.

Debido a que algunos de mis conceptos no eran muy entendibles por los presentes, se eligió cambiar de tema, alguien sugirió que sería conveniente que hablase con Genaro, un conocido de la familia, que vivía en lo que quedaba en pie de una antigua hacienda, situada esta, a media hora de camino en auto, uno de los empleados, comentó que por la mañana, vio a la hija de Genaro haciendo compras en el mercado, se comisionó al informante para salir en busca del nuevo personaje.

Después de una hora, el emisario llegó acompañado por la esposa y la hija del mismo, nos presentaron oportunamente, después de cumplido el protocolo, en pocas palabras aclaré el motivo de su comparecencia, rápidamente expuse mi interés en revisar los terrenos de su residencia, en busca de dineros escondidos, para asombro y mi agrado, sin pensarlo, aceptó la propuesta demostrando interés.

No tardamos en trasladarnos a su domicilio; no obstante mi reiterada invitación hacia algunos miembros de la familia Corcuera, ninguno se decidió acompañarme, pretextando sin número de impedimentos, optaron por dejarlo “para después”, olvidaron los “serios” planes, que producto de su momentánea euforia, imaginaban la formación de “un grupo equipado y entusiasta”; acostumbrado como estoy a ese tipo de reacciones, no quise perder tiempo, dando las más expresivas gracias, me despedí, no sin antes comprometerme a regresar pronto a visitarlos acompañado de mi familia, recibiendo para mi parte, altas promesas de amistad y reconocimiento, me retiré acompañado de Genaro.

Jose Alcaraz
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 316
Edad : 53
Localización : jalisco
Frase Célebre : despacio que voy de prisa
Fecha de inscripción : 20/06/2011
Reputación : 57

Volver arriba Ir abajo

El Tsoro De Las Maravillas.

Mensaje por miguel angel garcia ahuma el Miér 24 Abr 2013, 10:29 am

Exelente historia, me pone a pensar en cuantos de esos habra aun en tantas ciudades ,ranchos haciandas etcc,,, y y 212.000 monedas huy yo con 10,000 centenarios me doy por bien servido, jejeje bueno hay no eran centenario pero que bien exelentisimo comoquiera, Gracias. y si los viejitos sobretodo si han habitado un lugar de esos y son observadores he ponen algo de interes, casi casi por si mismos saven donde esta el posible clavito, o clavote como ese, jejej que maravilla horasi jajaja,mi papa , nacio en una hacianda ,se llamaba santa Engracia, jurisdiccion mataros municipio de General Teran Nuevoleon , esta largo el nombresito no, y segun les contava un familiar que por hay alomejor habia algo .fElicidaes, y Dios lo bendiga.

miguel angel garcia ahuma
Experto del Foro
Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 250
Edad : 36
Localización : tamaulipas
Frase Célebre : El Tesoro deun hombre esta en su corazon.
Fecha de inscripción : 08/04/2013
Reputación : 30

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por Norberto Ugalde el Miér 24 Abr 2013, 10:55 am

Excelente historia compañero Jose Alcaraz, edite el post, se repetía la historia, espero no te moleste!!!

Saludos

Norberto Ugalde
Moderador
Moderador

Masculino Cantidad de envíos : 6841
Edad : 54
Localización : Querétaro, Querétaro. México
Fecha de inscripción : 20/12/2007
Reputación : 504

Hoja de personaje
Juego:
1/1  (1/1)

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por Lidi el Miér 24 Abr 2013, 11:03 am

Gracias por compartir esta historia, está por demás interesante y muy bien redactada, casi tan real como que vivimos la magnífica experiencia que allí dio lugar. Es el sueño e ilusión de todos vivir y encontrar historias como éstas. Saludos.

Lidi
Experto del Foro
Experto del Foro

Femenino Cantidad de envíos : 246
Edad : 40
Localización : USA
Frase Célebre : A cavar para encontrar, no hay de otra.
Fecha de inscripción : 26/11/2012
Reputación : 50

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por baltaga el Miér 24 Abr 2013, 12:14 pm

excelente relato me gusto mucho eso anima y motiva para seguir buscando y algun día podre contar mi propia historia y espero que todos y cada uno de los compañeros del foro tambien va su punto compañero jose alcaraz

saludos a todos

_________________


baltaga
Identidad Certificada
Identidad Certificada

Masculino Cantidad de envíos : 7096
Edad : 41
Localización : Guerrero
Fecha de inscripción : 19/07/2012
Reputación : 374

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por Galileo el Miér 24 Abr 2013, 1:04 pm

Gracias compañero Jose Alcaraz excelente historia y por demas acertada sin exagerar espero que ha todos nos enriquezca de igual manera te deceo bendiciones estamos en contacto.

Galileo
Gran Experto del Foro
Gran Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 1329
Edad : 43
Localización : Obregon Sonora
Frase Célebre : SI PUEDES CREER AL QUE CREE TODO LE ES POSIBLE PALABRAS DEL MAESTRO DE GALILEA
Fecha de inscripción : 13/12/2012
Reputación : 87

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por Guillermo Carlos el Miér 24 Abr 2013, 2:12 pm

la historia en si es un tesoro, hace rato no leia algo tan emocionante y bien redactado, a lo cual acompaño con un manojo de felicitaciones... Wink
saludosss

_________________
Saludos desde bolivia Very Happy

Guillermo Carlos
Identidad Certificada
Identidad Certificada

Masculino Cantidad de envíos : 440
Edad : 39
Localización : bolivia
Frase Célebre : Ayer fue un sueño, hoy una ilusión, mañana una realidad
Fecha de inscripción : 06/12/2012
Reputación : 69

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por ciriloperaloca el Miér 24 Abr 2013, 4:25 pm

Exelente relato..!! solo le faltaron algunas fotografias amigo

ciriloperaloca
Voz de la Experiencia
Voz de la Experiencia

Masculino Cantidad de envíos : 143
Edad : 41
Localización : Chihuahua
Frase Célebre : lo legal no siempre es justo y lo justo no siempre es legal
Fecha de inscripción : 21/09/2012
Reputación : 28

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por Correcaminos el Miér 24 Abr 2013, 5:16 pm

LINDA HISTORIA! Y LA FORMA EN QUE FUE ESCRITA DENOTA LA SERIEDAD Y VERACIDAD DE LA MISMA!.

GRACIAS POR EXPONERLA EN EL FORO Y AUN QUE NO FUE TU EXPERIENCIA PERSONAL COMPAÑERO ALCARAZ, ME GUSTO DE TAL FORMA QUE TE DEJO UN PUNTO POSITIVO! +

SALUDOS!

ATTE.


_________________


Correcaminos
Gran Experto del Foro
Gran Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 1093
Edad : 47
Localización : Tonala,Jalisco,Mexico
Frase Célebre : no hay tesoro mas grande y valioso, que la SALUD, de cuerpo,mente, y alma!
Fecha de inscripción : 03/11/2012
Reputación : 147

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por enrique.arcaraz.7 el Miér 24 Abr 2013, 11:13 pm

EXCELENTE HISTORIA, GRACIAS POR COMPARTIRLA COMPAÑERO JOSÉ, UN SALUDO Y SE NOTA EL ORÍGEN DEL PROFESOR AL REDACTAR DE ESA FORMA TAN MARAVILLOSA AVENTURA, NOS ENSEÑA, NOS ANIMA Y NOS DA LA ILUSIÓN QUE A VECES SE DESVANECE ANTE LOS FRACASOS DE LAS PROSPECCIONES FALLIDAS. FELICIDADES Y BENDICIONES.

_________________


enrique.arcaraz.7
Identidad Certificada
Identidad Certificada

Masculino Cantidad de envíos : 877
Edad : 59
Localización : México DF
Fecha de inscripción : 05/12/2012
Reputación : 130

Volver arriba Ir abajo

Re: El Tesoro de las Maravillas.

Mensaje por ing de minas el Jue 25 Abr 2013, 5:50 am

UNA HERMOSA Mañana CON CLIMA SALTILLERO LEYENDO UNA HISTORIA FACINANTE Y SABROSA ME IMAGINABA HASTA EL OLOR DE LA CASONA Y SU LIBRO MISTERIOSO ESE DICCIONARIO SUPER ANTIGUO. SUS DETALLES REDACTADOS ME GUSTARON.

UN MUSEO DE CASA LLENA DE MISTERIOS Y TESOROS FAMILIARES.
FELICIDADES AMIGO JOSE.
ING DE MINAS.

ing de minas
Gran Experto del Foro
Gran Experto del Foro

Masculino Cantidad de envíos : 1407
Edad : 61
Localización : Lampazos de Naranjo Nuevo Leon
Frase Célebre : El dinero No es la felicidad pero como CALMA LOS NERVIOS.
Fecha de inscripción : 15/01/2009
Reputación : 66

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.